"Hay autores con una obra fantástica pero con los que no te apetece pasar el tiempo"

  • Florence considera que dirigir el Hay es "el mejor trabajo del mundo" porque si lo hace bien tiene la posibilidad de cambiar la vida de la gente con nuevas historias

Comentarios 2

Peter Florence tiene "el mejor trabajo del mundo", pero hay que reconocerle que se lo ha ganado a pulso. Creó en Gales un pequeño festival con la única pretensión de reunir a personalidades de la literatura para conversar y compartir inquietudes musicales y cuando se le pasó por la cabeza invitar a Gabriel García Márquez, el mexicano Carlos Fuentes le advirtió de que Gabo nunca iría a un festival que se celebrase en un sitio donde hiciera tanto frío. Llevó a la práctica el dicho Si Mahoma no va a la montaña ... y ni corto ni perezoso montó en Cartagena de Indias (Colombia) un Hay Festival con la temperatura idónea para el autor de Cien años de soledad.

Después de Gales, Colombia, Segovia y Granada, y con la vista puesta en futuras localizaciones como Beirut -donde empezarán las reuniones el próximo marzo- o India, el director del Hay Festival dice: "He tenido una suerte extraordinaria porque tengo el mejor trabajo que pueda existir en el mundo y al mismo tiempo soy consciente de que no soy capaz de hacer otra cosa. Lo peor que puede pasar es que los espectadores se aburran durante un par de horas, pero si lo hago bien tengo la capacidad de cambiar la vida de la gente: no hay un don más grande que una nueva historia, un nuevo cuento".

Lo que hace tan feliz a Florence y a la vez diferencia a este festival de todos los demás es que va más allá de la obra de los autores. "No se trata de reflexionar sólo de la literatura que han escrito sino de ir más allá y conocer su sabiduría y sus pensamientos para ver de qué forma nos pueden enriquecer". Él explica que "la mayor celebración de la literatura está en la biblioteca pública" y el Hay sería su complemento. "Nosotros lo que hacemos es complementar. Lo único que queremos es ayudar a que la gente obtenga más placer con la literatura".

"Hay partes del mundo en las que los escritores no gozan de la libertad que tienen aquí. Pueden tener incluso funciones de carácter político o social y pueden convertirse verdaderamente en una fuerza de oposición", subraya. "En Europa occidental gozamos de la libertad de expresión suficiente como para que sea posible relacionarse de una manera más íntima con la vida íntima de los autores". Habla de un mayor vínculo entre autor y lector.

Si hizo lo que hizo por García Márquez Peter Florence sería capaz de hacerlo por muchos más a los que admira aunque confiesa que muchos, desgraciadamente, "ya han muerto". Reconoce, no obstante, que tiene sus preferencias y le encantaría invitar a Milan Kundera pero teme que le pase lo que le pasó con Philip Roth. Él y Pamuk son para Florence, "dos de los mejores novelistas del momento", pero Roth le decepcionó en una de las entrevistas que el director del Hay mantiene con los invitados. "Cuando yo quise entrar en el detalle él no quería porque decía que no quería discutir sobre su trabajo". Ahora, dice, "si lo analizo me doy cuenta de que realmente me decepcioné a mí mismo por no poder sacarle más".

"Hay muchos autores que nos encanta leer y que han escrito una obra fantástica pero con los que necesariamente no tienes ganas de pasar tiempo con ellos", afirma.

A Pamuk tendrá la oportunidad de conocerle en esta edición. También a Javier Cercas. Pero quedan pendientes nombres en quien Florence ve un don especial. "Barack Obama", por ejemplo, "es un buen escritor por la manera en que organiza su lenguaje para trasmitir un mensaje aunque", bromea, "prefiero que Obama se quede en Whastington". Lo mismo le pasa a "Robin Williams o gente de la música que no es tan conocida pero que tiene la capacidad de transformar las palabras y crear algo excepcional".

Sabina y Serrat son dos de ellos. De la primera edición del Hay -el pasado año-, se queda precisamente con la influencia de su música. Para Florence los dos "han tenido tanto impacto en la vida de los españoles como los Beatles lo tuvieron en Inglaterra o Bob Dylan en América y más allá. Todo el mundo conoce sus canciones y sus letras".

El director del Hay cuenta que su familia proviene de Andalucía y luego se marchó a África en el año 1850. "De ahí mi interés personal por estar en esta parte del mundo". Fue organizando el Hay en Colombia cuando le propusieron durante un almuerzo -un momento propicio donde suelen surgir grandes ideas, como cuenta- hacer algo así en España. Así surgió el festival de Segovia. "Luego me dieron a elegir un sitio en el mundo y elegí Granada. Una de las cosas que más me interesaba era ver la vinculación entre Occidente y el mundo árabe y no sólo lo que hubiera de aproximado sino todo lo que se viera involucrado entre las dos culturas en los últimos 2.000 años. Surgieron sitios como El Cairo o Damasco pero en el fondo esta ciudad tiene los lugares más emblemáticos y más icónicos para suscitar el interés de los temas que nos interesaban".

Florence dice que "todo el territorio español tiene tanta influencia y tanta historia que amalgama a judíos, árabes, moriscos y cristianos". Tanta influencia y tanta historia que "no hay ningún país en Europa que nos pueda excitar e interesar tanto como España".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios