La nueva forma de bailar de Pierre Rigal, en el Teatro Alhambra

  • Una caja en el escenario es el lugar en el que se mueve y crea su fábula particular

El Teatro Alhambra acoge este fin de semana, el viernes y el sábado, dos actuaciones del bailarín Pierre Rigal, que trae a Granada su obra Press, en la que un hombre encerrado en una caja, su caja mágica de 3,20 metros de ancho por 2,20 metros de alto y de fondo, muestra que este solo de un hombre en su habitación tiene algo de danza, de teatro, de ilusionismo y de acrobacia, sobre el hilo de una fábula existencial universal.

Press se resume en una pesadilla, una alucinación, de las que hacen crecer la angustia al mismo tiempo que las paredes de la habitación se deforman a ojos vista, según informa el teatro en una nota. Recuerda a Alicia en el País de las Maravillas cuando crece como un artilugio telescópico o a aquellas escenas de James Bond en las que el protagonista se ve de pronto retenido en una trampa que cada vez se estrecha más.

Encerrado en un pequeño escenario dentro del escenario, donde parece que lo observa una cámara robótica, un hombre tiene que adaptarse a un espacio que empieza a oprimirle, casi literalmente. Es como si el techo le guardase un enorme rencor. A medida que baja inexorablemente, Rigal amolda su cuerpo al espacio hasta que toma la forma de un insecto agarrado a las paredes o un pez flotando en el agua o, en ciertos momentos, un hombre sin cabeza.

Son 50 minutos desesperados y desesperantes que convierten a Rigal en la vanguardia de una tendencia cada vez más visible: la del teatro más y más cercano a la danza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios