La banda trapera que nació en el Albaicín

  • El trap, nacido en Atlanta, es un subgénero derivado del rap con bases líricas y rítmicas más contundentes. En España se ha llegado a crear un lenguaje propio.

España, fiel a su impuntualidad con las vanguardias musicales, se ha subido a la ola del trap con años de diferencia a su explosión en Estados Unidos y en más puntos del planeta. Aunque en su corto tiempo de vida dentro de la Península, este subgénero ha ido arrinconando a su hermano mayor del rap hasta convertirse en la banda sonora de cabecera de cualquier adolescente o no tan adolescente que quiera poner de los nervios a sus padres y sentirse uno más en el barrio. La palabra trap proviene del inglés trampa, pero su connotación real es la de trapicheo, un estilo de vida marcado por las dificultades de la calle. "Esta música va de vender droga", resumen los Pxxr Gvng, el grupo que ha marcado los cánones del trap cantado en español o algo que se le parece.

Hasta llegar a lo que es hoy, el trap ha sufrido una evolución vertiginosa en las últimas dos décadas. Desde su nacimiento en los bajos fondos de Atlanta, esta música ha ido convirtiéndose en todo un sonido generacional acogido por raperos superventas norteamericanos como Kanye West, Jay-Z, Lil Wayne e, incluso, por voces influyentes del pop como Beyonce, Katy Perry o Lady Gaga. En sus orígenes es música rap caracterizada por la contundencia en lo rítmico y en lo lírico, con una instrumentación muy próxima a la electrónica y una temática gánster.

Pero eso es sólo sobre el papel porque en realidad lo que identifica al trap por encima de cualquier cosa es su carácter iconoclasta como el rap de la vieja escuela, el punk del 77, el hardcore de los 80 y los 90 o, en definitiva, el primer rock de los años 50. La cultura trap ha tenido la capacidad de crear un lenguaje propio, subversivo. Metafórico y literal, pues internet ha popularizado un diccionario 'Pxxr Gvng-Castellano' para introducirse en la jerga de sus canciones, lo que da idea del nivel de identidad que ha logrado crear esta banda.

A pesar de haber grabado un disco con Sony o de haber tocado en grandes escenarios (Festival BAM, Sonar y en breve Primavera Sound), poco ha cambiado en la vida de los Pxxr Gvng más allá de que ahora se dedican profesionalmente a la música y tienen "una familia que mantener". Tienen un estudio propio en el barrio del Raval donde hacen las canciones que les dan de comer y que suben a Youtube para que en apenas una hora tengan miles de visitas, que en días serán millones como los comentarios a sus post y fotos en redes sociales. Porque, a pesar de lo que se pueda pensar y de lo que hagan en su tiempo libre en la oficina de la calle que tienen en las escaleras del Macba de Barcelona, tienen una concepción estajanovista del trabajo, donde su afición por la música impregna sus vidas.

Su principal aportación al trap ha sido la de apartar prejuicios del rap y hacer del reguetón, la bachata y otros estilos latinos el camino por el que guiar los sonidos del trap. Sin obviar su interés por todo tipo de músicas, multiplicando sus referencias entre artistas como el Cigala, Romeo Santos, Ray Heredia, los hermanos Amador o Héctor Lavoe en una lista donde caben muchos más. De esta manera, han ido alargando la sombra del trap que tiene en Pxxr Gvng o en los también granadinos Dellafuente y Maka a sus máximos exponentes a nivel nacional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios