"El blanco y negro es más dramático y más creativo"

La fotógrafa madrileña Pilar García es la última ganadora del premio Mezquita. Licenciada en Ciencias de la Imagen por la Universidad Complutense, se ha alzado con el galardón con la serie Las edades de la vida, formada por 23 imágenes que la autora empezó a fraguar en 2005 y que recogen escenas características de las distintas etapas del ser humano. Desde los juegos propios de los niños hasta el amor y la pasión juvenil, la serenidad de la madurez o la sabiduría de la tercera edad. Un abuelo que pasea con un niño, una escena en la playa... Todos los hitos más importantes del hombre en una colección con la que el espectador se puede sentir identificado desde el principio.

"Las edades de la vida recoge todo el ciclo de una persona. En la infancia se refleja la inocencia, la imaginación... Luego viene la juventud, que está cargada de energía, de la exuberancia propia de esos años; la madurez, que representa la estabilidad, hasta llegar a la vejez, que es la experiencia. Son visiones positivas, creo que son escenas amables", explica García Merino.

La fotógrafa comenzó a elaborar Las edades de la vida en 2005, a partir de una serie de paisajes ficticios trabajados en el estudio y a los que dotó de acción mediante varios muñequitos que completaban las escenas. Su evolución hasta el trabajo premiado pasó por sugerir al espectador un efecto similar al de "un álbum heredado de tus abuelos" y que se caracteriza por el uso continuado del blanco y negro en cada una de las instantáneas. "Casi siempre el blanco y negro porque es más dramático y aísla de la realidad; es más creativo porque estamos ya muy acostumbrados a ver todo a color. El blanco y negro te transporta a otro tiempo, está más cercano a la poesía y a lo onírico", añade la autora, que ahora está trabajando en una serie a color con tonos muy plásticos y saturados como montajes a modo de collages y que se titula Plastic people.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios