El cambio climático llega al tango

  • La Orquesta Tangarte abrió anoche el certamen en la Plaza Bib-Rambla con un concierto en el que los músicos suecos mostraron todo el 'calor' del tango

Comentarios 1

Músicos suecos con alma latina. ¿Será el cambio climático? La Orquesta Típica Tangarte, un grupo de artistas escandinavos -eso sí, liderados por el guitarrista argentino Juan José Passo- inauguraron ayer el Festival de Tango en la Plaza Bib-Rambla. Y lo hicieron con un concierto en el que se dieron la mano el virtuosismo nórdico y el alma porteña. De hecho, a muchos no hubiese extrañado que, al bajarse del escenario, el acordeonista Tord Sölvensson hubiera exclamado: "Ché, qué gusto tocar aquí".

La Orquesta Típica Tangarte apostó en el ciclo granadino por su repertorio de tangos tradicionales y las composiciones de Ástor Piazzola, "por el tango de la cintura para arriba", según explicó Juan José Passo, el único apellido latino del grupo junto a la cantante Sofía Álvarez. A ellos se unieron Lars Hansen (acordeón); Garik Binder (piano); Jerzy Markiewicz (piano); Robert Petersson (contrabajo) Irina Binder (violín) Hedda Heiskanen (violín); Sarah Nordholm (violín); y Per Tidstrand (cello).

Y entre el público, buena parte de los que asistieron una hora antes al acto inaugural en el salón de plenos del Ayuntamiento que estuvo amenizado por el Coro Daraxa. Allí estaban, además del ministro de Cultura y Turismo de Buenos Aires, representantes políticos de Uruguay y Chile, junto a los directores de los festivales de tango de Medellín (Colombia), Valparaíso (Chile) y Bariloche (Argentina). Juntos, en alegre procesión, acudieron después a la Plaza Bib-Rambla para ver cómo unos músicos suecos hacían suya la música de los arrabales.

En la jornada inaugural, el director del certamen, Horacio Rébora, quiso tener un recuerdo especial para Andrés Valdivieso, músico recientemente fallecido y estrechamente vinculado al festival.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios