El canon de belleza disfrutado y padecido

La imposición del cuerpo soñado, cánones de belleza sexista en los medios de comunicación es el título de la muestra que se inauguró ayer en la Casa Mariana Pineda. La exposición analiza los patrones de belleza femeninos impuestos por determinados medios, que convierten el cuerpo de las mujeres en meros objetos. También observan el valor excesivo que se da al físico femenino por encima de otros valores.

Un estudio del hospital de la Universidad de Helsinki afirmó que si la muñeca Barbie fuese humana, tendría unas medidas imposibles: 100-45-80, que le impedirían caminar, porque su espalda no la aguantaría, no tendría la menstruación a causa de su delgadez, y por lo tanto no podría ser madre, y sufriría trastornos psicofísicos de todo tipo. Pero sin embargo, es la muñeca más demandada del mundo, y todas las niñas quieren parecerse a ella.

Ése es uno de los resultados que las actuales campañas publicitarias y los distintos medios están provocando en las mujeres. Se trata de la creación de unos patrones de belleza femeninos que someten el cuerpo tratándolas como meros objetos, y dándole excesivo valor a su físico por encima de otras características de la personalidad. Algunas cifras que se deberían tener en cuenta son las 400 denuncias contra anuncios sexistas que el Observatorio de la Imagen Mujer registró en 2005, o las 400.000 operaciones de cirugía estética en España durante el año 2006. Esta exposición recoge el espíritu crítico de la mujer, a través de imágenes y textos, que pretenden darle una herramienta para luchar contra el bombardeo constante a su imagen en los medios de comunicación.

La exposición La imposición del cuerpo soñado trata de analizar esta dramática situación. Enmarca dentro de la conmemoración del día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. La muestra podrá verse hasta el día 30 de abril en el siguiente horario: de 10.00 a 13.30, y de 18.00 a 21.00 horas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios