Como en su casa

Músicos: Marina Heredia (cante); Luis Mariano (guitarra). Lugar: Peña Flamenca La Platería. Fecha: sábado, 17 de octubre de 2009. Aforo: lleno.

La Platería quiso comenzar sus actividades para el nuevo curso de una forma muy especial: llamando a alguien que se considera hija de la peña. No es para menos. Para Marina Heredia, que ha vivido siempre en el Albaicín, La Platería ha sido su segunda casa. Aquí empezó; aquí se formó; y aquí vio a los grandes, empezando por su padre, el cantaor de bronce. La peña ha querido que la presencia de Marina no sólo suponga la apertura de puertas a un año de entrega a su labor de salvaguarda y difusión del flamenco, sino que sirviera de colofón a sus sesenta años, proclamándose en la decana de todas las peñas flamencas.

Marina, arropada por la guitarra pulcra de Luis Mariano, se sintió como en casa y nos hizo sentir a los presentes como si también compartiéramos camilla y enaguas, a pesar de la multitud. Guapa en presencia y entrega, la cantaora anuncia sus cantes. Comienza por alegrías donde se trae la sal de la bahía a las murallas rojas de la Alhambra. Por soleá estuvo mayúscula y se rompe, y se incorpora en su repertorio los sones del 'Niño de Jun' y las cadencias de Cobitos. Por malagueñas domina, y se crece con los fandangos del Albaicín, con los que remata. En los tangos del Camino, de la pita, de la penca, Marina se sabe grande. Tiene un colchón a su izquierda que suena a fuente, a moruno y envuelve el cante para darle más belleza si cabe.

La seguiriya, con las que comienza la segunda parte, no es de sus palos habituales. Las hace bonitas, como todo lo que toca. No obstante se espera el quejío, que a veces queda diluido en su conjunto. Campea a voluntad por los altos, olvidando las bondades del mediotono. Por levante tiene buen ejemplo, a quien imita, en la figura de su padre. Y en las bulerías se acuerda de Lole y Manuel y de ese himno generacional llamado Nuevo día. Un bello poema cantado con tanto respeto como flamencura. Con tres fandangos termina el recital y gozando de un fin de fiestas carismático. Acompañan a los protagonistas en el escenario algunos de los artistas presentes. Y echan su pataílla Antonio Canales, La Moneta, Jara Heredia y la misma Marina, mientras Jaime Heredia se hecha un cantecito y hacen compás Curro Albayzín y Ana Heredia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios