Ciencia hoy

La ciencia avanza

  • La revista 'Science' selecciona los diez descubrimientos científicos que han resultado clave en 2007. Investigadores granadinos participan en uno de ellos: la determinación del origen de los rayos cósmicos

La comunidad internacional despide 2007 con avances fundamentales en el desarrollo de la ciencia y la constatación de una realidad: cada pequeño esfuerzo, cada escalón que se asciende en la vertiginosa carrera de la investigación, es siempre sinónimo de progreso. Y en la búsqueda de ese objetivo, tan viejo como la vida misma, juega un papel cada vez más importante la colaboración entre científicos de todo el mundo.

Granada, con una posición destacada en la investigación internacional, ha participado este año en uno de los descubrimientos seleccionados por la revista Science como uno de los diez avances clave de 2007. El físico Antonio Bueno, de la Facultad de Ciencias, ha coordinado al equipo de investigadores granadinos que han trabajado junto a 'colegas' de 17 países de todo el mundo para hallar el origen de los rayos cósmicos.

Es uno de los 'acontecimientos del año' para la revista norteamericana.La prestigiosa publicación,que este año ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, es una de las revistas científicas más respetadas y de mayor impacto internacional: fundada por Thomas A. Edison en 1880, ha incluido en sus páginas artículos de científicos como Albert Einstein, Edwin Hubble y Louis Leakey. En estos momentos, aunque continúa cubriendo un amplio rango de disciplinas, su principal interés se orienta a las ciencias de la vida.

Precisamente en este campo se incluye el que se ha considerado como el mayor avance de 2007: gracias al descubrimiento de la variación genética del hombre se puede saber al fin la diferencia entre los ADN de dos personas.

genética y salud

Los estudios del genoma completo aportaron este año información sobre enfermedades como la fibrilación auricular, el trastorno bipolar, los cánceres de mama y colorrectal, la diabetes tipo I y II, los problemas cardíacos, la hipertensión, la esclerosis múltiple y la artritis reumatoide.

A partir de la secuencia del genoma humano, los científicos comenzaron a hacer un seguimiento de variaciones diminutas llamadas polimorfismos nucleótidos únicos. Esas variaciones o polimorfismos fueron clave para comparar el ADN de miles de individuos con o sin enfermedad y determinar qué variantes genéticas suponen un riesgo para la salud.

Science indicó que la información puede conducir a los investigadores hacia genes relacionados con enfermedades, como los de la diabetes tipo 2 descubiertos este año. Según Robert Coontz, subdirector de Science y a cargo del proceso de selección de los temas más importantes de 2007, en este año quedó establecido cuánto difiere el ADN de una persona a otra.

"Es un salto conceptual enorme que afectará a todo, desde cómo tratan las enfermedades los médicos hasta la forma en que nos vemos a nosotros mismos y cómo protegemos nuestra privacidad", señaló.

Al determinar la variación genética humana, los científicos también descubrieron que dentro de las miles de millones de bases del ADN muchas se pueden perder, añadirse o copiarse de forma que alteran la estructura genética en unas cuantas generaciones. Los avances en el conocimiento de la variación genética humana dejaron en segundo lugar al anuncio de que ya existe una tecnología para reprogramar las células.

ratones y células madre

Científicos japoneses y estadounidenses revelaron en junio que habían creado "células madre pluripotentes inducidas" a partir de piel de ratón. Señalaron que esas células podrían utilizarse para producir cualquier tipo de células, incluso óvulos y esperma, con lo que demostraron que tienen las mismas capacidades de las células madre embrionarias.

Tres meses después, dos equipos científicos anunciaron paralelamente que habían creado ese tipo de células a partir de células dérmicas humanas. "Esta investigación podría alterar la ciencia y la política en la investigación de las células madre", indicó la revista. Coontz pronosticó por su parte que las células reprogramables "podrían abrir nuevas avenidas para la investigación biomédica una vez que los científicos superen unos cuantos obstáculos".

los rayos cósmicos

Uno de los hechos científicos de 2007 tuvo lugar en la Argentina, más precisamente en Malargüe, donde los estudios realizaron en el observatorio Pierre Auger permitieron determinar el origen de los rayos cósmicos. El equipo internacional, integrado por 400 científicos de todo el mundo -entre ellos el grupo de la Universidad de Granada-, fue capaz de determinar que esos rayos se originan en los llamados núcleos activos de galaxias.

La aceleración de estos rayos que llegan a la Tierra a casi la velocidad de la luz está dada por su paso a través de los campos magnéticos que rodean a los agujeros negros que se encuentran en los núcleos activos de galaxias.

otros avances

Entre los diez 'hallazgos' del año, Science incluye también la descripción de la estructura del receptor beta-2-adrenérgico humano, una proteína sobre la que actúan los antihistamínicos y cuyo conocimiento podría llevar al desarrollo de nuevas drogas.

Gracias al trabajo de grupos de investigadores que han logrado producir pares de óxidos capaces de conformar interfases de amplias propiedades eléctricas y magnéticas, se han producido destacados avances en óxidos metálicos que podrían llevar a la próxima revolución de los materiales.

Por su parte, físicos teóricos y experimentales consiguieron producir el salto cuántico llamado 'efecto Hall', una forma extraña en que se comportan los electrones cuando fluyen a través de ciertos materiales sometidos a campos magnéticos externos.

En el plano sanitario se suma a los avances genómicos y de células madre el desarrollo de mejores vacunas a partir de investigaciones que han mostrado que las células T que combaten los virus y los tumores se especializan para producir protección inmediata o de largo plazo. Mientras, investigadores químicos han desarrollado nuevas técnicas más eficientes que, por lo tanto, permitirán ahorrar dinero para crear compuestos farmacéuticos y electrónicos.

Memoria e inteligencia artificial marcan otros de los 'acontecimientos científicos' de 2007. Por un lado, estudios realizados en ratas y en humanos sugieren que la memoria y la imaginación tienen sus raíces en el hipocampo, que constituye el centro clave de la memoria. Los investigadores infirieron que ese centro rearma las experiencias vividas para crear escenarios futuros.

Por otro lado, investigadores del campo de la inteligencia artificial han demostrado que las damas son el juego más complejo jamás resuelto por una computadora, tras demostrar que una partida terminará en un empate si ningún jugador comete ningún error.

En 2007, aunque sin grandes sorpresas para la ciencia, fueron mayores los aciertos que los errores. En todos los campos los eslabones se van uniendo en busca de conocimiento y desarrollo. Con la base del camino recorrido, nuevas preguntas y nuevos retos continuarán conformando las respuestas de los próximos años. De los éxitos que aún están por llegar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios