Un cine con mucho Arte

  • La antigua sala de proyecciones el Coliseo de Motril se reincorpora como un nuevo escenario para 'Duelo al Sol', una propuesta de arte contemporáneo que se inaugurará el próximo viernes

Comentarios 1

El mítico Coliseo Viñas volverá a abrir sus puertas, ante la expectación de generaciones de motrileños que tienen recuerdos imborrables ligados a este emblemático edificio. La ocasión lo merece. Artistas que están permanentemente en los circuitos internacionales de arte contemporáneo exponen sus obras a partir del próximo día 31 de octubre en el marco de Marte, un evento sin precedentes en Motril, ya que nunca se ha emprendido un proyecto tan ambicioso relacionado con el arte contemporáneo.

La idea gancho fue aprovechar como espacio expositivo un cine que lleva 20 años cerrado y que guarda en sus paredes la época dorada del séptimo arte. El Coliseo Viñas llegó a ser la mayor sala de Andalucía, cuando su dueño entró en la guerra por conseguir más espectadores con los teatros competidores.

Ninguno de los artistas invitados pudo resistirse a la idea de entrar en este espacio "sagrado". Jacobo Castellano se anuncia en el programa como que "aterriza directamente en Marte". Junto a él, Eugenio Ampudia, Francesc Ruiz, Guillem Bayó, Iván Pérez, Juande Jarillo, Julia Montilla, Luis Bibe, Manuel Saiz, Mireya Masó, Campanilla, Isabel María, Toni Ramón y Raimon. Casi todos han confirmado su presencia al acto de inauguración que tendrá lugar el próximo sábado, a las 9 de la noche en el antiguo cine de la calle Nueva.

El público que pase por esta céntrica vía motrileña podrá ver como "su coliseo" de toda la vida está ardiendo, en una recreación de fuego creada por Eugenio Ampudia. O bien ver reflejadas a las personas que paseen por la rambla de Capuchinos mediante la grabación de una cámara para luego ser expuestas estas imágenes en la pantalla gigante del cine, una idea de Luis Bisbe.

En su interior, un espacio único en el que los moradores ahora son piezas de arte contemporáneo que han venido a sustituir las viejas butacas de color verde y rojo que fueron testigos de tantas historias dentro y fuera de la pantalla. "Fue como en la película Titanic, al entrar era inevitable que se viniera a la cabeza la imagen del coliseo cuando estaba abierto", comenta uno de los miembros de Surco, la asociación organizadora del evento. Para reconvertir este lugar en una gran sala de exposiciones han sido necesarias docenas de horas de trabajo, sacando muebles y restos incluso de las últimas ocasiones en las que el coliseo abrió sus puertas como las fiestas de Nochevieja de hace una década.

El tema central de la exposición que se ha llamado Duelo al Sol es, como no podía ser de otra forma, el cine, pero también de la memoria, el recuerdo, las cosas abandonadas. Jacobo Castellano entró en el cine cuando todavía era un trastero y aprovechó los objetos que servían de recuerdo de la época dorada de aquel cine centenario para crear una escenografía. "Se ha intentado en todo momento que no se pierda la personalidad del espacio", según los organizadores, aunque la idea inicial era dotarlo de paneles. El lugar pudo finalmente salirse con la suya y embaucó a organizadores y a artistas.

Otras de las obras expuestas son dos mujeres hablando en un lenguaje sexual de Julia Montilla, imágenes de videoarte con inclinaciones imposibles de Juande Jarillo o dibujos de estética underground de Tony Ramón. Una de las piezas más curiosas es la imagen de Luis Porcar, la voz habitual de John Malkovich en las películas, doblado esta vez por el propio actor norteamericano.

Chocante para un público como el de Motril, poco acostumbrado al arte contemporáneo, pero que se espera sepa responder a las demandas de participación y asombro que plantea Surco que, como Antonio Gil, uno de sus miembros, señala, se encarga de "hacer surcos, romper con estereotipos y fomentar los valores del arte que ahora está presente en los circuitos internacionales".

El antiguo coliseo ha sido ofrecido de manera desinteresada para la ocasión. El objetivo era hacer una muestra de arte contemporáneo, para lo cual la concejalía de Cultura contactó con la asociación formada por un grupo de jóvenes que tienen que desplazarse a su pesar a otras ciudades para poder disfrutar de exposiciones de nivel de arte contemporáneo.

Aunque el plato fuerte de Marte sea Duelo al Sol, existen otros espacios escénicos habilitados para este evento, como la Sala de los Arcos, que acogerá una muestra de artistas locales o la Casa Condesa de Torre-Isabel, en la que Valentín Albardíaz presenta Flash back.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios