La compañía Laví e Bel juega con el miedo en 'Petit Cabaret'

  • La formación granadina llevará a Expo Zaragoza una obra con distintos géneros encargada por la organización

Laví e Bel deshoja el miedo y lo reduce al tallo de la ficción en Petit Cabaret, una mágica obra que habla sobre el desconcierto que produce el pánico y propone una sencilla fórmula para combatirlo: el miedo se aloja en los rincones de la mente. El Alhambra acoge hoy a las seis de la tarde la obra de la compañía granadina dentro del Ciclo de Teatro y Danza para niños y jóvenes, un espectáculo nominado en los Premios Max de 2007 como Mejor Espectáculo Infantil.

A través del lenguaje y la estética del cabaret, las plumas, los instrumentos, las lentejuelas, la ventriloquia o la música en directo, Laví e Bel cuenta la historia de tres trillizos de siete años -hijos de artistas de circo- que el día de su cumpleaños ven cómo desaparecen sus padres del salón durante un nuevo número de magia.

Como cuenta Emilio Goyanes, director y guionista de la obra, deciden buscarles en un especial viaje marcado por el miedo por toda la casa. Atraviesan el pánico, juegan con él y hasta les hace crecer: se enfrentan al tétrico y oscuro sótano, a las cloacas del baño, a los monstruos que hay debajo la cama o a los espíritus del armario durante 120 segundos que les parecen mil vidas. Al final sus padres aparecen. "Sólo habían ido a la cocina", dice Goyanes.

Irracional e incontrolable, el miedo se hace más ligero a través del lenguaje del cabaret ya representativo de la compañía que dirige Goyanes, "un terreno con muchas posibilidades", afirma. Se trata de una aproximación del lenguaje del cabaret a los niños y sus padres, "pero no entendiendo el cabaret como lo frívolo o lo erótico… sino desde la música, el color, el vestuario, el tratamiento de la escena y la coreografía".

El miedo está en tu cabeza, dice Goyanes. "Muchas veces los miedos no son más que una ficción, una creación intelectual totalmente subjetiva... A no ser que te venga un tigre encima, que lo mejor es echar a correr. Pero muchas veces, sin que venga el tigre echamos a correr".

El alivio del miedo sería la valiosa moraleja que propone, por tanto, Laví e Bel, acompañada de llamativas pelucas y el encanto de la magia.

Petit Cabaret sería la continuidad de las anteriores Cabaret Caracol (2000-2003) y Cabaret Nómada (2004). Utilizan la misma estética, aunque "ni el tema ni la resolución tienen nada que ver".

'Cabaret líquido'

La compañía granadina ha sido la elegida por su gran trayectoria en este tipo de lenguaje teatral para llevar hasta Expo Zaragoza un especial espectáculo que ultiman durante estos días en los ensayos y que ha sido encargado especialmente por la organización. Se trata de la obra Cabaret líquido, que se representará en el Balcón de las Artes Escénicas y para el que la compañía contará con artistas invitados.

En la obra, un barco imaginario viaja por todo el mundo para llevar hasta el escenario diferentes variedades del cabaret: el cabaret anarquista, ibérico-cañí, el cabaret latino, el cabaret del Este y el cabaret berlinés, con números de tres horas de duración.

El sugerente título de Cabaret líquido -cuenta el director de la compañía- "es un guiño al tema al que se dedica Expo Zaragoza: el agua y el desarrollo sostenible", haciendo alusión a un cabaret que se mete por todos los rincones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios