Juan Francisco Padilla. Guitarrista

"Con este concierto lo que quiero es transmitir felicidad"

  • El espectáculo 'From Bach to Radiohead' se estrena esta tarde en el Auditorio Falla con música de todos los tiempos y estilos muy diferentes.

El Auditorio Manuel de Falla propone para esta tarde (20.30 horas) el espectáculo From Bach to Radiohead, una idea del guitarrista almeriense Juan Francisco Padilla, que ha hecho los arreglos sinfónicos para que en un mismo concierto interpretado por la Orquesta Ciudad de Granada suenen las obras de músicos tan dispares como Paco de Lucía, Shostakovich, Arvo Pärt, Björk, Rossini o AC/DC. Disfrutarán la propuesta desde el melómano más exquisito al profano curioso o a los amantes del rock y del jazz.

-Radiohead, Bach, Björk, Paco de Lucía y Vivaldi en un mismo concierto. ¿Es necesario este tipo de proyectos para que la música clásica perviva?

-Pienso que la música clásica existirá siempre, o por lo menos más nos vale, porque si algún día la humanidad olvidase por ejemplo a Bach, seguramente sería un claro signo de que el fin del mundo está cerca o algo así... La cuestión es que necesitamos acercarnos más a nuestra sociedad actual, y volver a ser una parte imprescindible de ella, como lo eran los músicos antiguamente. Creo que los proyectos nuevos ayudan mucho a mejorar nuestra situación, aunque realmente creo que la clave está en nosotros mismos y en cómo pensamos.

-¿A quién está dirigido?

-Este concierto es sin duda para todos los públicos, pero no sólo respecto a la edad, sino al gusto musical.

-¿Y no es una ensalada con demasiados ingredientes?

-Esa es precisamente la esencia de From Bach to Radiohead.

-¿Cómo ha hecho la selección de temas?

-Pues a través de la pregunta ¿qué música nos gustaría disfrutar y compartir con nuestro público? Esta sencilla premisa nos abrió las puertas para reflexionar y darnos cuenta que existe una gran diversidad de música actual de calidad, de la cual los músicos clásicos nos hemos distanciado, seguramente por la inercia de nuestra formación y de forma inconsciente. El repertorio de la música clásica es tan bueno, extenso y variado que podría ocupar varias vidas abarcarlo, pero en la actualidad la música que se compone para formaciones clásicas tiene en gran parte un componente experimental que en cierta medida nos puede alejar del oyente ajeno a estas cuestiones. Sin embargo, hay compositores que provienen de otros géneros de los que podemos aprender y enriquecernos.

-La Orquesta Ciudad de Granada, la voz del tenor José Manuel Zapata, la batuta de Michael Thomas y Rubén Rubio, ¿cómo aceptaron sus compañeros esta propuesta?

-Más que aceptar la propuesta, estas personas forman parte de ella. José Manuel Zapata, Michael Thomas y Rubén Rubio son inherentes a este proyecto, lo que sí me sorprendió gratamente fue la determinación de la Orquesta Ciudad de Granada y de su gerente Alicia Pire para llevarlo a cabo, lo que dice mucho sobre la gran visión y flexibilidad de esta institución.

-¿De todos los temas, cuáles han sido los más difíciles de adaptar a la Orquesta ?

-Por suerte, todas las orquestaciones han surgido con naturalidad. Tenía bastante claro que mi objetivo era preservar la esencia de los temas originales. Ha sido muy divertido pensar qué habría ocurrido si originalmente hubieran sido escritos para orquesta, así que he intentado ponerme en esta situación.

-A José Manuel Zapata lo hemos escuchado cantar desde Nessun Dorma a tangos y boleros, esta tarde lo veremos en otro registro.

-La primera vez que hablé con Zapata para que cantase alguna de estas obras, al escucharlas e intentar cantarlas, me llamó diciendo: "¡Esto no es posible, están cantando en todo momento alrededor del Do de pecho!". Y es que a veces uno no se da cuenta de lo talentosos que pueden llegar a ser algunos músicos de rock, pop y otros géneros.

-Desde luego, cuenta con un equipo de músicos de primer nivel.

-La Orquesta Ciudad de Granada es una de las más importantes y de más calidad de España, así que quiero dar la enhorabuena a todos los granadinos por apoyarla y hacer que esto sea posible. Por otro lado es un lujo contar con Zapata, un tenor extraordinario y un animal escénico con la capacidad insólita de afrontar esta diversidad musical. Otro tesoro granadino... Respecto a Michael Thomas, además de ser un grandísimo violinista y director ya ha trabajado con Björk, Elvis Costello, Paul Mcartney. Rubén Rubio es imprescindible en este concierto, un músico integral, que domina y siente los diferentes lenguajes de la música, y que ha parido este proyecto conmigo desde el principio.

-Pasar de Bach a Iron Maiden, a Vivaldi o Joaquín Rodrigo, ¿no sonará extraño?

-He realizado los arreglos musicales ex profeso explorando con intensidad las similitudes y sinergias entre todos ellos. Lo que quiero, sobre todo, es a través de la música de este espectáculo transmitir felicidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios