El reportaje

A la conquista de Marte

  • La misión de la nave espacial Phoenix de la NASA aterriza con éxito en el Planeta Rojo para buscar pruebas de la presencia de agua

La nave espacial Phoenix de la Nasa, que tiene como misión específica la búsqueda de agua en Marte, ya ha enviado las primeras imágenes de una región inexplorada de ese planeta tras su exitoso aterrizaje. La sonda llegó el pasado domingo al lejano norte del Planeta Rojo, después de un viaje de 680 millones de kilómetros desde la Tierra.

La sonda está equipada con un brazo robótico para excavar bajo la superficie, donde los científicos creen que existe agua. En los próximos días comenzará a examinar el lugar en busca de pruebas de que allí se encuentran los componentes básicos de vida. La señal que confirmaba que la sonda había alcanzado la superficie del planeta, fue recibida a las 23:53 GMT el 25 de mayo. Los ingenieros y científicos en el Laboratorio de Propulsión por Reacción de Nasa en California aplaudieron y aclamaron cuando llegó la señal de aterrizaje. "Phoenix ha aterrizado... bienvenidos a la llanura del norte de Marte", anunció un regulador de vuelo.

Los siete minutos finales del viaje de 10 meses de la sonda a Marte, fueron la parte más difícil de la misión. La sonda tuvo que sobrevivir una zambullida ardiente a través de la delgada atmósfera del planeta, y disminuir su velocidad de casi 21.000 kilómetros por hora para poder tocar el suelo de manera segura. Primero soltó un paracaídas, luego usó propulsores para contrarrestar la gravedad, y finalmente se posó con sus tres soportes o 'piernas metálicas'. El equipo de Nasa supervisó cada etapa del proceso de descenso y aterrizaje a través de mensajes de radio retransmitidos a la Tierra por medio del satélite Odisea, en órbita alrededor de Marte.

"Ni en mis sueños esto podría haber salido tan perfecto como ocurrió esta noche", dijo Barry Goldstein, director del proyecto Phoenix en Laboratorio de Propulsión de Pasadena, California. Cuando las imágenes de la sonda alcanzaron la Tierra, la Nasa obtuvo muchos más datos sobre el aterrizaje de la nave. Las primeras imágenes mostraron "el llano ártico" donde se posó Phoenix, una región de Marte que nunca antes había sido vista tan de cerca. Otras tomas confirmaron que los paneles solares de la sonda se habían desplegado satisfactoriamente, y que la sonda había aterrizado de manera segura sobre sus soportes. La nave espacial comenzará su misión científica de tres meses en los próximos días. Utilizará un brazo robótico para excavar a través de la capa protectora del suelo marciano y llevar muestras, tanto del suelo como del hielo a la cubierta. "El principal objetivo es penetrar bajo la superficie de Marte donde estamos casi seguros de que existe agua", dijo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios