"Yo ya me he convertido en un músico moderno de flamenco"

  • El Premio Nacional de Composición 2001 dirigió anoche al Ensemble musikFabrik en el concierto inaugural de las XIX Jornadas de Música Contemporánea del Alhambra

Comentarios 1

Es uno de los grandes compositores del país y uno de los más innovadores dentro de la música vanguardista. Mauricio Sotelo logró sorprender al múndo de la música clásica contemporánea cuando decidió incorporar el flamenco a su obra. Ha trabajado con todos los grandes cantaores del país, desde Enrique Morente, ('El Maestro'), como él lo llama, hasta Miguel Poveda. Anoche presentó, al frente del Ensemble musikFabrik, dos obras suyas, Night y Wall of light black y otras dos de dos compositores nuevos y prácticamente desconocidos: Martín Quintaro y Juan María Cue. Ejerció de director. No hubo mejor forma de inaugurar la Jordadas de Música Contemporánea que con Mauricio Sotelo.

-¿Es la primera vez que dirige 'Night' en Granada?

-Sí. La obra se estrenó en Oporto con Miquel Bernat, que es uno de los mejores percusionistas del mundo. Es una inspirada en un cuadro de Sean Scully. Yo siempre he dicho que es una bulería de sombra, una bulería soñada. Luego interpretamos Wall of light black, que se estrenó en 2004 por encargo del Ensemble musikFabrik para celebrar el aniversario del grupo. Es para saxo y grupo. La interpreta Marcus Weiss. Él y yo trabajamos con Enrique Morente en 1993 y fue el baustismo de Morente en la música de vanguardia y mi bautismo en el flamenco. Es un cante con tintes negros.

-Se cuenta que usted decidió estudiar el flamenco cuando Luigi Nono le dijo en Viena que abandonara la ciudad y escuchara el cante jondo... ¿Qué impresión le produjo al oírlo como creador?

-Yo conozco el flamenco desde que era niño. El primer instrumento que aprendí a tocar no fue el piano, sino la guitarra. De adolescente yo quería ser de lo más moderno, lo más vanguardista. Pasaba de todo lo que sonara a español. Cuando conocí a Nono y trabajé con él en 1989, me dijo un día: "¿Qué haces en esta ciudad de fascistas? Debes escuchar flamenco español". Tuve muchas conversaciones con Nono que fueron muy importantes para mí. Descubrí que el flamenco es una tradición culta. Luego, a través del trabajo con Enrique Morente, cambién todo el concepto.

-Muchos compositores han intentado transcribir el flamenco a la partitura, Falla incluido, pero nunca lo consiguieron del todo. ¿Cómo lo ha hecho usted?

-Con mucho respeto a los cánones. Escuchando mucho. Mucho respeto por el canta y mucho conocimiento. También utilizo herramientas computacionesles para hacer análisis de espectral de la voz de un cantaor. Después de muchos años de trabajo, he conseguido crear algo. El crítico Miguel Mora lo llama flamenco espectral. Yo me he convertido, creo, más en un músico flamenco y moderno que otra cosa.

-Hace unos años, pedía la ayuda de las instituciones a la creación, porque, de lo contrario, los compositores se venderían al mercado...

-Sí. Y cuando hablaba de mercado, hablaba de mercado puro y duro. Es necesario que las instituciones ayuden a los creadores. Hay fórmulas mixtas, como la de musikFabrik, que es un peso pesado como formación, y que está finaciada por instituciones públicas y privadas. Aquí haría falta algo similar. También hay que apoyar mucho a los nuevos compositores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios