El corazón joven y sabio

  • El Centro Andaluz de las Letras rinde hoy tributo a Rafael Guillén, uno de los grandes exponentes de los Poetas de los 50 y creador de la editorial Veleta del Sur

"Hace falta que los jóvenes poetas comiencen a escribir la poesía del siglo XXI y que se preocupen del siglo XXI en lugar de estar continuamente hablando de la cotidianidad". Rafael Guillén, a sus 76 años, mantiene el corazón y la mente en una febril juventud que lo mantiene alerta y curioso en todo momento sobre el mundo de hoy y, sobre todo, el mundo de mañana. "Ahora estamos en otra era", asegura. "Es la era atómica, la era de los módulos en la estación espacial". Habría que poner la mirada en las constelaciones y las nebulosas. Por eso, a Rafael Guillén le produce una sensación agridulce el homenaje que hoy recibirá en la Casa de los Tiros por parte del Centro Andaluz de las Letras por toda su carrera. "Por un lado siento gratitud, pero por otro, pienso que cuando te rinden homenaje por toda una vida es porque esa vida ya se ha pasado".

Inquieto y radicalmente moderno, Rafael Guillén es un poeta que ha ido quemando etapas a la velocidad de la luz. Uno de los grandes exponentes de los Poetas de los 50 y creador de la editorial Veleta del Sur, el creador valora como su mejor época precisamente esta última que está viviendo, y que queda fielmente reflejada en su trilogía formada por los libros Límites (1971), Los estados transparentes (1993) y Los dominios del cóndor (2007) a los que habría que añadir como coda o resumen la obra Las edades del frío (2002).

"Son libros que están dedicados al tiempo, al espacio y a la materia", comenta. "Son asuntos que me interesan muchísimo y en los que llevo trabajando mucho tiempo, creo que antes de la publicación de Los estados transparentes". Por eso considera que la poesía actual que se hace en España debería tomar nuevos rumbos y abrir nuevas puertas.

"Es una poesía que quizá está demasiado volcada en lo cotidiano, en los asuntos de cada día. Pienso yo que la juventud debería ir sintiendo los temblores de un nuevo siglo, de un nuevo Renacimiento", agrega.

"Los jóvenes poetas están poco preocupados por la espiritualidad, que es algo que no tiene nada que ver con la religión", añade. "Creo que es una poesía demasiado tendente al mero materialismo, a lo inmediato, al aquí y ahora".

El acto de esta tarde, que tendrá lugar a las 19.00 horas en la Casa de los Tiros, contará con la presencia de tres catedráticos expertos en Literatura Contemporánea: Ángel Luis Prieto de Paula, Antonio Sánchez Trigueros y Francisco Ruiz Noguera. El homenaje se enmarca dentro del ciclo Letras capitales y pretende ser un reconocimiento oficial, por parte del Centro Andaluz de las Letras, a la vida y la obra de Rafael Guillén, un poeta que siempre se ha mantenido al margen de modas y disputas literarias y que mira el viento de otra manera. Para él, el homenaje resulta un halago, pero también un recordatorio de que la vida ha pasado por él.

¿A quién le importa el tiempo? Guillén se muestra fascinado con las imágenes que ofrece por ordenador el satélite Hubble, por el asombro de contemplar cómo un joven, con pequeño aparato en la mano, puede comunicarse a través de internet con un primo en Oviedo y cómo puede llevar en el bolsillo la Enciclopedia Completa. A sus 76 años mira al futuro con ojos de niño, con la curiosidad tremenda de los hombres sabios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios