Literatura

Un libro descubre la faceta pedagójica del dramaturgo Mira de Amescua

  • La obra, realizada por Antonio Muñoz Palomares, se ha fraguado "desde la perspectiva de la historia social y de mentalidades de la época", según su autor

El libro "El teatro de Mira de Amezcua, para una lectura política y social de la comedia áurea", de Antonio Muñoz Palomares, presentado hoy en Granada, descubre la faceta doctrinaria y pedagoga del dramaturgo granadino Antonio Mira de Amezcua, y es el primer estudio monográfico sobre su figura.

En declaraciones a Efe, su autor, el profesor Antonio Muñoz Palomares, ha explicado que el libro es un trabajo de investigación sobre la obra teatral de Antonio Mira de Amezcua, dramaturgo del Siglo de Oro, "desde la perspectiva de la historia social y de mentalidades de la época".

La obra es una aproximación a cómo el teatro de Mira de Amezcua es capaz de reflejar el "imaginario de mentalidades" de la España de los Austrias.

En el libro, que supone una parte de un trabajo de investigación más amplio, se abordan, a través de la obra del dramaturgo de Guadix, cuestiones relativas a la monarquía, a los validos y a la nobleza como la clase social dominante.

De esta manera, se analizan las consideraciones que Mira hace sobre las relaciones del Rey con la ley, la ética y el poder, la tiranía y el peso de los validos en la monarquía de los Austria, así como los valores que transmite la nobleza en el siglo XVII y "de qué manera corrige aquellas irresponsabilidades que podían cometer algunos nobles que, en teoría, deberían ser modelos para el resto de la sociedad", ha señalado el autor.

El libro representa el primer estudio monográfico que se hace sobre la obra completa del dramaturgo accitano, "muy querido por sus compañeros dramaturgos, como Lope de Vega, con quien se codeaba mucho", a la vez que descubre "la faceta pedagoga y de adoctrinamiento de Mira de Amezcua" que, según Muñoz Palomares, le diferenció del resto de los dramaturgos del Siglo de Oro.

A este respecto, el autor explica que Mira de Amezcua "fue un clérigo muy bien formado con una cultura muy profunda" quien utilizó el teatro como "una especie de púlpito imaginario para adoctrinar a la gente, para enseñar los rudimentos de los comportamientos morales, políticos y de la fe cristiana" de la época.

"El Teatro de Mira de Amezcua, para una lectura política y social de la comedia áurea", de Antonio Muñoz Palomares, ha sido publicado por la editorial Iberoamericana Vervuert.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios