Los expertos diseccionan la Sala de los Reyes para garantizar su conservación

  • Un equipo de la Universidad de Jaén estudia cómo fueron creadas las pinturas y cómo se han alterado

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén analiza estos días con técnicas avanzadas los materiales usados en las decoraciones policromadas de la Sala de los Reyes de la Alhambra para conocer cómo fueron creadas estas pinturas y cómo se han ido alterando y restaurando durante la historia.

Según la profesora del área de Química Analítica de la Universidad de Jaén y responsable del equipo, María José Ayora, esta información es fundamental para saber en qué estado se encuentran actualmente las bóvedas y cómo se puede garantizar su conservación.

El estudio revela, entre otras cosas, la utilización de un pigmento azul preparado a partir de lapislázuli, una piedra semipreciosa que desde la antigüedad se obtenía de minas situadas en las montañas de Afganistán. Según la investigadora, el uso de un material extremadamente caro como éste refleja la riqueza con la que fue decorado el palacio.

Ubicada en uno de los laterales del Patio de los Leones, la Sala de los Reyes es una amplia estancia que estuvo destinada a reuniones y celebraciones. Sus siete bóvedas están decoradas con mocárabes, que son trabajos en yesería que recuerdan a las estalactitas de una cueva. El trabajo de investigación, en el que se utilizan distintas técnicas de análisis en colaboración con el equipo de restauración del Patronato de la Alhambra, se centra en el análisis y estudio de los materiales decorativos y los pigmentos de colores que cubren estas "estalactitas". Entre las técnicas utilizadas destaca el uso de la Espectroscopia Raman, una técnica no invasiva que permite estudiar la obra arquitectónica utilizando la luz de un láser para analizar la composición química del material que lo compone sin tocarlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios