Nueve obras donadas por Arango al Prado se incorporan "con naturalidad"

La selección de cinco pinturas y cuatro litografías donadas por Plácido Arango, que desde ayer se pueden contemplar en el Museo del Prado, "se han integrado con toda naturalidad en las colecciones del museo y son tan Prado que parece que llevan años en las paredes del museo", afirmó Miguel Falomir, director adjunto de la pinacoteca, durante el recorrido por las obras que se exhibirán hasta el 4 de octubre y que forman parte de la donación de 25 piezas efectuada por Arango, quien conserva el usufructo vitalicio sobre ellas.

En virtud de esa condición, las obras se exhibirán de forma temporal e irán rotando durante los próximos años, hasta su incorporación definitiva al museo. En esta primera exhibición se podrá comprobar la importancia del legado, que permite llenar lagunas de la colección del Prado y reforzar a algunos de los artistas ya presentes en el mismo.

Para Falomir son especialmente significativas las dos obras que se incorporan de Pedro de Campaña, pintor flamenco afincado en Sevilla, Camino del Calvario y El Descendimiento. El sueño de San José de Francisco Herrera el Mozo, San Francisco en oración de Zurbarán y El Calvario de Luis Tristán, junto con las cuatro litografías Los toros de Burdeos que Goya realizó a los 80 años, completan la lista de estas obras incorporadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios