Una estrella de paz

  • Hubo gran presencia policial por la convocatoria por twitter de un boicot al concierto. Noa es una gran amante de nuestro país y admiradora de músicos como Serrat o Sabina.

Fuerte presencia policial y actuación de la subdelegación del Gobierno, por si acaso. Existía la amenaza de que el concierto de Noa con la Orquesta Ciudad de Granada podía ser boicoteado. Incluso el cóctel de Caja Rural, patrocinadora del espectáculo, cambió de lugar por seguridad según comentó el director, Dimas Rodríguez. Como lo del boicot me parece un asunto menor lo contaré más adelante en esta crónica. Para mí lo importante fue el sonido de flauta que precedió a la artista y esa obertura interpretada por la OCG que precede a las grandes ocasiones. Y, por supuesto, fue fantástico conocer a la madre de Noa y a la hija de la artista, que vestía de blanco y con una preciosa guirnalda de flores en la cabeza. La niña, de unos 8 años, se parece a Noa pero de quien la artista es un vivo retrato es de su madre, una señora maravillosa que me comentó que Granada es una de las ciudades más bellas que ha conocido. "Hemos estado y es increíble, un sueño, bellísima, eso sí, hace mucho calor", confesó. "Necesitamos un abanico, ¿verdad?, preguntó a su nieta que, simpatiquísima dijo que sí moviendo las manos.

Noa apareció sobre el escenario vistiendo una maravilla de caftán blanco con pedrería, el pelo suelto y una actitud de serenidad que trasmitió al público.

Por supuesto saludó con un 'Shalom' y dijo 'Buenas noches' en español. Prosiguió en nuestro idioma diciendo que estaba feliz de actuar en una ciudad tan bonita como Granada, y alabó la profesionalidad de la orquesta Ciudad de Granada y a su director, Ilan Mochiach. Anunció que interpretaría un programa lleno de profundidad y así fue. La artista reflexionó sobre asuntos universales como la creación de Dios del mundo y de los hombres. Con gran sentido del humor explicó que al darse cuenta Dios de que su creación, el hombre, era capaz de crear armas mortíferas como las bombas decidió hacer un mundo con árboles, mares, flores hermosas pero sin hombres.

Respecto al intento de boicot del concierto sólo decir que es curioso que se pongan barreras al arte, a la música, a la creación. Ayer volvió a suceder y, para colmo, en una de esas ciudades del mundo donde tres culturas han convivido durante siglos, Granada. En pleno siglo XXI, concretamente el 7 de julio de 2015, tuvimos que soportar que se malinterprete a una artista que aboga por la paz tanto como Noa. " Ella es un ángel, debe haber un malentendido", comentó un músico de la OCG. "Durante los ensayos ha sido dulce, perfecta, sensible, una maravilla trabajar con ella". Ya desde por la mañana, la plataforma BDS Palestinian BDS National Committee publicaba un cartel en twitter diciendo "No a Noa" y pidiendo el boicot a su concierto programado por el Festival Internacional de Música y Danza. La acusaban de ser embajadora del apartheid israelí, de legitimar las masacres en Gaza. Anunciaban una concentración en Plaza Nueva Pro Palestina. En fin, mensajes que suenan extraños para quien ve en la cantante a una artista que a través de su trabajo defiende la paz mundial. Ya desde los ensayos con la Orquesta Ciudad de Granada, con quien actuó anoche, los músicos destacaban sus cualidades humanas. Nada extraño en una artista que afirma que "la solución a todos los problemas del mundo se encuentra en el diálogo entre las diversas religiones y culturas". Fueron las palabras que utilizó cuando se presentó ante el papa Juan Pablo II en 1994. Participaba en un concierto multitudinario en Ciudad del Vaticano con una propuesta arriesgada, una versión sui géneris del Ave María de Gounod. La cantante sustituyó el latín por unos versos en inglés donde abogaba por la paz del mundo. Es una de las mil y una maneras en las que se ha posicionado claramente por la necesidad de erradicar cualquier tipo de violencia. Noa es una gran amante de nuestro país y admiradora de sus músicos. En los conciertos que ha ofrecido en Galicia ha contado con la colaboración del famoso gaitero Carlos Núñez e incluso grabó la canción popular gallega Lavanderas de la noche. También ha colaborado con Miguel Bosé, con Sabina, con Serrat… no tiene problema en adaptarse a cualquier idioma, lo que da idea de una evidente apertura mental. En fin, una gran estrella llamada Noa. Y un concierto muy especial donde cualquier contratiempo valía la pena con tan de escuchar una canción maravillosa, Lo bello que es vivir, de la que Noa y su compañero Gil escribieron la letra de este tema incluido en la banda sonora original del film de Roberto Benigni (ganadora de un Oscar): Life Is Beautiful. La canción, que se publicó en el álbum de Noa Blue Touches Blue se ha convertido en un enorme éxito.

Y un éxito fue este agradable concierto que tuvo lugar en Carlos V, donde escuchamos varios idiomas incluso el hebreo y pudimos conocer en Granada a una artista con gran carisma e indiscutible talento y encanto. Una mujer fascinante que a los 8 años ya empezaba a componer sus primeras melodías.

El sonido de la Orquesta Ciudad de Granada interpretando a Enrique Granados fue el contrapunto que engrandeció la actuación. Un mestizaje muy especial de músicas y culturas del mediterráneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios