Hasta 200 estrellas fugaces por hora

  • Esta lluvia de estrellas, conocida como Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, podrá verse mañana por la tarde, entre las 19.30 horas y las 22.30 horas en sitios de poca contaminación lumínica

Comentarios 1

Desde hace milenios, el hombre se ha maravillado con el firmamento. Mañana por la noche tendrá lugar el fenómeno conocido como lluvia de estrellas; serán las Perseidas, o Lágrimas de San Lorenzo. En sus momentos de mayor actividad podrán llegar a verse hasta 200 estrellas fugaces en una hora.

Generalmente esta lluvia de estrellas se inicia alrededor del 17 de julio y se prolonga hasta el 24 de agosto, aunque depende del año en cuestión. Mañana por la noche será su momento de mayor actividad, entre las 19.30 horas y las 22.30 horas. A esa hora la luz de la luna ya dificulta su visión.

Científicamente, lo que conocemos como estrellas fugaces no son otra cosa que meteoros; partículas de polvo de tamaño variable que los cometas van dejando a lo largo de su órbita mientras giran alrededor del sol. Compuesto por hielo y rocas, el núcleo de un cometa se calienta cuando se acerca a una estrella (proceso de sublimación), formándose una débil atmósfera alrededor del mismo, que recibe el nombre de coma o cabellera. Cuando el cometa se va aproximando al sol, el viento solar azota la coma y se genera la característica cola, que puede llegar a alcanzar longitudes de millones de kilómetros.

En contadas ocasiones se da la circunstancia de que la Tierra entra en contacto con la órbita de un cometa y los restos de partículas dejados por éste se desintegran al penetrar en nuestra atmósfera.

El resultado son las llamadas lluvias de estrellas. En el caso concreto de las Perseidas, la Tierra atraviesa la órbita del cometa Swift-Tuttle, que hizo su última aparición en 1992, y no volverá a verse hasta el año 2122.

Generalmente, las lluvias de meteoros son bautizadas con el nombre de la constelación donde se encuentra el punto radiante; esto es, el punto del cielo desde el cual parecen provenir los meteoros en el instante próximo de su actividad. En este caso concreto, el punto radiante se localiza en la constelación de Perseo, de ahí el nombre de Perseidas.

Esta es una de las lluvias de estrellas fugaces más populares debido a su gran actividad, ya que se produce en agosto, mes vacacional por excelencia. Las primeras referencias a esta lluvia de estrellas las encontramos hace unos 2.000 años, y provienen de oriente, donde algunos observadores chinos ya registraron el fenómeno. Sin embargo, hasta el siglo XIX no se relacionó el fenómeno con la actividad de un cometa.

Con motivo de la lluvia de estrellas, el equipo español del Año Internacional de la Astronomía ha organizado la III Fiesta De Estrellas, en la que participan unas 40 agrupaciones de astrónomos aficionados, y diversas entidades interesadas en la divulgación de la astronomía. El objeto de la fiesta es la organización de observaciones públicas en plazas y lugares emblemáticos, en ciudades como Santander, Córdoba y Almería, donde se verán las Perseidas desde la playa de Las Salinas.

El fenómeno, en cualquier caso, será perfectamente visible desde Granada. El único requisito es estar lejos de la contaminación lumínica de las ciudades, con un horizonte limpio, llevar algo de ropa de abrigo y tumbarse en la hierba tranquilamente.

La coordinadora del Año Internacional de Astronomía, Montserrat Virrar Martín, recuerda que contrariamente a lo que podría pensarse, es mejor no utilizar telescopio, ya que con este instrumento se visualiza sólo una parte muy pequeña del cielo, y lo mejor es abarcar un gran campo de visión. Hay que tener un poco de paciencia para ver la lluvia de estrellas, y recordar que el ojo tarda 15 minutos en adaptarse totalmente a la oscuridad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios