Los expertos ofrecen su visión más personal de la obra de José Guerero

  • El Centro organiza un ciclo de 40 análisis sobre el pintor.

Con motivo del centenario del nacimiento de José Guerrero, el Centro que lleva su nombre ha organizado el ciclo Cuarenta Pinturas en busca de voz, una invitación a escritores, historiadores del arte y artistas a elegir una obra de la colección para que sea expuesta, y a explicar las razones que motivan la elección. Todos los participantes son buenos conocedores de Guerrero y de la colección del Centro, y en muchos casos han estudiado a uno u otra. Sin embargo el objetivo del ciclo es una aproximación menos académica, más personal.

"Se trata de un ciclo más de opinión que de información", explicaba ayer el pintor granadino Joaquín Peña Toro, que intervino junto al escritor Andrés Neuman en un diálogo en el que se abordaron los paralelismos que hay entre la creación literaria y la pictórica, presidiendo esta conversación el cuadro Verde oliva, pintadopor Guerrero en 1979.

"Es un cuadro muy atractivo y la fecha de su elaboración está muy cerca de nuestras fechas de nacimiento. Pertenece a una época determinante, aunque no lo hemos vivido personalmente pero sí su influencia a través de amigos" explca Peña-Toro sobre la elección de esta obra.

En cuanto a su forma, el pintor destaca que "tiene unas características muy sobrias" pero "un lenguaje muy maduro, muy desarrollado". "Eso da pie a muchas reflexiones sobre la creación en estado puro. Al tener su lenguaje tanta renuncia al exceso, caracterizarse por una voluntaria limitación en sus elementos, se acerca mucho a la creación pura", agrega Peña-Toro sobre la especificidad de Verde Oliva.

Esta obra, que la crítica encuadra en la etapa "neoabstracta" del artista granadino o "de pintura pintura", dio pie a un interesante diálogo entre el escritor y el pintor en el que se pudieron abordar cuestiones teóricas y prácticas. "Uno de los aspectos más interesantes que me ha planteado Joaquín a partir de esta obra es si exíste la literatura en blanco y negro y la la literatura en color", comentaba ayer Andrés Neuman.

Pero el díalogo permitió también abordar cuestiones como el significado de ese enrocamiento de las artes en sí mismas o cómo se estructuran las partes de un cuadro o un texto, entre otros muchos aspectos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios