La explosión erótica de 'Nueve semanas y media' cumple un cuarto de siglo

  • La cinta consolidó a Mickey Rourke y Kim Basinger como mitos sexuales de una generación

Nueve semanas y media, posiblemente la cima del erotismo en Hollywood durante la década de los ochenta, que consolidó a Mickey Rourke y Kim Basinger como mitos sexuales, cumple hoy un cuarto de siglo desde su estreno en EEUU.

Y si la película sigue aún en el recuerdo y el subconsciente de muchos, se debe en gran parte al You can leave your hat on de Joe Cocker sonando de fondo mientras la actriz ejecutaba uno de los striptease más famosos de la historia del cine, al que Rourke asistía derretido mientras comía palomitas. O también a la famosa escena en la que la pareja protagonista comparte placeres, sentada frente a una nevera, entre risas, complicidad y la lengua juguetona de Basinger ávida de pasión y deseo.

El filme, dirigido por Adrian Lyne, se estrenó en EEUU el 21 de febrero de 1986 entre tibias críticas y apenas consiguió 7 millones de dólares en la taquilla estadounidense. Sin embargo fue en el mercado del vídeo donde encontró su público y adquirió la categoría de culto. Tan fría resultó su acogida en las salas que incluso consiguió tres candidaturas a los premios Razzie, los anti-Oscar, a la peor actriz (Basinger), peor canción original (I do what I do) y peor guión, en el que colaboró Zalman King, uno de los gurús del cine erótico.

La cinta se basa en una novela de Elizabeth McNell y narra una relación, con un gran componente sadomasoquista, entre una asistente en una galería de arte y un millonario hombre de negocios de Wall Street. La joven apenas conoce nada de la vida del atractivo ejecutivo, pero se lanza a una espiral de juegos sexuales con un fin incierto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios