Una exposición acerca al Barrios más lírico y amigo de sus amigos

  • La casa-museo del compositor granadino acoge 'De teatros, músicas y amistad', un recorrido desde la tradición a la modernidad a través de las cartas, dibujos y fotografías que revelan las facetas menos conocidas del autor

Después del éxito que obtuvo la primera exposición temporal Ángel Barrios. La Alhambra-París dedicada al compositor que trazaba un recorrido temático a través de su obra el año pasado, el Patronato de la Alhambra y Generalife ha decidido retomar la iniciativa para continuar acercando la figura al público granadino. La segunda propuesta es De teatros, músicas y amistad que intenta ofrecer una mirada más próxima a las distintas facetas artísticas del músico Ángel Barrios y atisbar con lupa los aspectos de su vida que menos se han podido conocer hasta el momento.

El Museo acogió ayer la inauguración de la muestra con un recital en el que dos jóvenes músicos, Elena Simionov y Calio Alonso, interpretaron obras de importantes figuras que rodearon a Barrios a lo largo de su trayectoria, como Isaac Albéniz, Manuel de Falla o Xavier Montsalvatge, trazando un recorrido desde los grandes maestros hasta llegar a la obra del compositor La Lola se va a los puertos. La cita abre una exposición que se asoma a la faceta teatral, musical y al ambiente de amistades de Barrios a través de una recopilación de documentos y archivos pertenecientes al fondo de la casa-museo y al legado del autor, que fue donado por su hija Ángela Barrios. Rafael del Pino, comisario de la muestra, se ha encargado de la selección de las piezas dispuestas en el espacio expositivo que ha organizado en "un discurso científico". Fotografías, postales, pinturas, cartas, partituras, y relevantes pertenencias del compositor, como fueron su guitarra y su piano integran la muestra. Un plano tradicional que enfrenta a uno más novedoso, el proyecto llevado a cabo por el artista gráfico alemán Christian M. Walter, que para la presente muestra ha optado tratar la documentación original, que se conserva en el Archivo de la Alhambra como el legado Ángel Barrios y también en el Centro de Documentación Musical de Andalucía, de forma libre en su reproducción y con intencionalidad plástica, llevando, por ejemplo, a serigrafía de gran formato algunos elementos iconográficos de interés para lo que se pretende mostrar.

En tres apartados, la muestra traza un recorrido por las distintas aportaciones del compositor granadino al mundo del arte. El teatro representó un papel importante en su trayectoria musical, fueron piezas de ópera, zarzuela, y obra lírica además de las obras de teatro que ilustró musicalmente y las composiciones que aportaba entre acto y acto. Figuras como Gregorio Martínez Sierra, creador del Teatro del Arte de Madrid, apostaron por la fusión de las artes en la dramaturgia, una visión adelantada en la que se vio inmerso el granadino. Barrios, conocido por ser un gran guitarrista, "no era su faceta principal aunque muchos lo conocen como tal", según explicó el comisario, "tuvo una formación variada que iba desde la música sinfónica, la música para voz y piano".

El círculo de amistades que rodearon al autor de La Lola se va a los puertos, entre ellos, Manuel de Falla, Joaquín Turina, Andrés Segovia y Federico García Lorca figuran entre la multitud de imágenes, notas, y cartas que se enviaron y que reflejan el espíritu que compartían, la amistad. Destacan fotografías como el retrato de la compañía Martínez Sierra, en la que aparece Catalina Barcena, el mismo Barrios y el poeta de Fuente Vaqueros, tras una representación teatral. Asimismo son de gran valor cuatro fotografías que han sido recuperadas y que ahora toman una apariencia de vidrios estereotípicos, que dan la sensación de estar en tres dimensiones, son imágenes de Barrios con su padre en el patio de la casa, hoy el museo, que permite al visitante adentrarse en la escena.

Caricaturas de Fresno y dibujos como el de Ramón Calsina, en un concierto sinfónico en el Palacio Carlos V de la Alhambra, dedicados al músico son algunas de las piezas que el serígrafo alemán ha descubierto a gran formato con un lenguaje contemporáneo próximo a la sensibilidad de la sociedad actual como una muestra de que "la modernidad culta se basa en la tradición".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios