Una exposición muestra los doce mejores besos del cine con un fondo diferente

  • El Retroback se adelanta a su inicio el 20 de febrero con este proyecto de Factoría Pláxtica

El Festival Internacional de Cine Clásico de Granada, Retroback, se adelanta a su programación oficial con la exposición 12 besos de amor y una píldora desesperada, un proyecto que modifica una docena de escenas de amor cinematográficas al incluir por vectores un fondo diferente al original.

La VII edición del Retroback, que se celebrará del 20 de febrero al 1 de marzo, inició ayer sus actividades paralelas con esta exposición, un proyecto de Factoría Pláxtica que recuerda los grandes besos del cine desde otra perspectiva para que el visitante se cuestione su relación con el cine.

El repertorio de besos inaugurado ayer modifica fotogramas legendarios mediante vectores para cambiar el fondo de esas escenas del cine y ofrecer las imágenes de reconocidos actores en escenas imposibles, al sustituir la imagen real por el cilindro de una farola, el Centro Pompidou o una botica. A los besos se une una serie de retratos donde las parejas viven instaladas en su dualidad cinematográfica y se convierten en los actores que se enfrentan al espectador.

Dentro de la programación paralela del Retroback, que este año se dedicará a la figura de Gary Cooper, el auditorio Manuel de Falla acogerá hoy Cinema Concerto, un proyecto musical que recorrerá temas del cine reconocidos como Gladiador, Misión Imposible o El bueno, el feo y el malo.

Durante este concierto, el violinista Vasko Vassilev y la pianista Pamela Tam Nicholson irán cambiando sus peinados y vestuarios dependiendo de la música que están interpretando, arropados por una orquesta sinfónica, batería y guitarra eléctrica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios