La expresión del paisaje granadino

Bernardo Palomo

Una de las citas obligadas en el panorama expositivo granadino es la muestra con las obras realizadas por los artistas que obtienen la Beca convocada por la Fundación Rodríguez-Acosta. El fantástico carmen que diseñaran, sucesivamente, Ricardo Santa Cruz, Teodoro de Anasagasti y José Felipe Jiménez Lacal, acoge cada año los Becarios de uno de los premios artísticos más anhelados de España. Un premio que tiene una larga historia a sus espaldas ya que, en 1953, la Fundación iniciaba sus actividades culturales, convocando un concurso para la concesión de tres Becas para el estudio en Centros Superiores de Investigación en el Extranjero - aquel año, la de Bellas Artes fue para el pintor Antonio Guijarro Gutiérrez la de Ciencias Puras y Aplicadas para el doctor en Farmacia don Ángel Mallol García y la de Filosofía, Derecho, Historia y Filología para don Andrés Soria Ortega -. Con el tiempo, la Fundación transformó las Becas primeras en diez, destinadas a los alumnos de la Facultades de Bellas Artes de España. En estos tiempos de recortes, de diez se ha pasado a seis la que premien los expedientes académicos más brillantes y las experiencias artísticas en la pintura de paisaje. La Beca consiste en la estancia de mes y medio en la residencia de artistas que posee la Fundación en la carmen de la colina alambrean y una dotación económica de 750 euros. La culminación del Premio será la exposición de las obras realizadas durante el tiempo de la estancia.

Este año, fecha de los primeros años de las primeras Becas, los seis afortunados provienen de las Facultades de Bellas Artes de Barcelona, Madrid, Murcia, Sevilla y País Vasco. Media docena de jóvenes creadores que han tenido al paisaje granadino como referencia, proporcionándoles las perspectivas para una oferta pictórica amplia, donde los esquemas de la Modernidad, suscriben sus variadísimas proposiciones. Y es que, lejos de lo que pudiera parecer, el paisajismo también puede patrocinar nuevos registros y adoptar unos desenlaces mucho más abiertos y tendentes hacia una plástica que puede seguir sumando para alcanzar un futuro lleno de la intensidad creativa de siempre.

Los nombres de los seis nuevos Becarios de la Fundación Rodríguez-Acosta de Granada son: Raquel Angulo Castaño ( Facultad de Bellas Artes de Madrid), Beatriz Hernández (Facultad de Sevilla), Francisco Miguel Pujante Hernández (Facultad de Murcia), Montserrat Florensa (Facultad de Barcelona), Juan Pablo Díaz Marchante (Facultad de Sevilla) y Miguel Ángel Salgado (Faculta del País Vasco). Todos manifiestan que están en posesión de un buen conocimiento de la pintura, que se adscriben a tendencias artísticas variadas y que saben interpretar, desarrollar y plantear los infinitos matices de un paisaje granadino lleno de poderoso sentido expresionista.

El jurado convocado al efecto - Miguel Rodríguez-Acosta, Julio Cuesta Domínguez, Domingo Sánchez-Mesa, Belén Mazuecos, Inmaculada López Vílchez, Paco Lagares y Paco Montañés -, quizás con demasiada presencia de la Universidad granadina, se ha decantado por artistas de tantas filiaciones como se suponen a la pintura contemporánea - no podía ser de otro modo -.Nosotros vamos a estar alerta para seguir la estela artística de estos jóvenes creadores que, de seguro, seguirán caminos ajenos a lo que, ahora, presentan. A todos, sin embargo, les va a quedar la belleza eterna del paisaje granadino.

Carmen de la Fundación. Granada

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios