El festival Summercase se suspende por la crisis

  • Sinnamon también descarta una nueva edición del Ola Festival de El Ejido para este año y medita el destino del Creamfields

El festival Summercase que se celebra en Barcelona y Boadilla del Monte (Madrid) se suspenderá este año por la crisis, según informó ayer en un comunicado la empresa Sinnamon, organizadora del evento y propietaria de la sala de conciertos Razzmatazz de Barcelona.

La situación económica "no garantiza" que puedan celebrar el evento con la calidad que desearían, explicaron los organizadores en el comunicado, en el que aseguraron que se emplazará al año 2010.

Según informó un miembro de la organización, Pedro Moscoso, sigue en el aire si se celebrará el festival Creamfields en Andalucía, uno de los más veteranos de música electrónica que se celebra en el país, y el festival itinerante e invernal Wintercase; aunque el resto de festivales de la empresa Sinnamon (Ola Festival, Forward Festival, Weekend Dance y Daydream) no se celebrarán este año.

El retraso en comunicar esta información se ha debido a la intención de la organización de agotar "todas las alternativas" para hacer posible la celebración del Summercase.

El Summercase ha celebrado tres ediciones con la particularidad de hacer de puente aéreo musical entre la capital española y la catalana,y el año pasado reunió a 81.000 personas entre las dos sedes. Mogwai, Blondie, Grinderman, Air, Arcade Fire, The Flaming Lips, New Order y Keane han sido cabezas de cartel de las ediciones celebradas. Una de las actuaciones que más llamaron la atención el pasado verano fue la de los Sex Pistols, la legendaria banda del punk británico que regresó de nuevo a los escenarios y volvió a escandalizar al público con su actitud agresiva y provocadora, especialmente por parte de Johnny Rotten.

La falta de apoyos por parte de empresas patrocinadoras y el golpetazo que ha dado la crisis económica a diferentes actividades culturales, especialmente aquéllas destinadas al ocio, ha sido la razón principal de la suspensión del Summercase. Muchos patrocinadores consideran que el poder adquisitivo del público, esencialmente juvenil, será mucho menor esta ño y muchos asistentes preferirán quedarse en sus casas antes de gastar un dinero que ya no tienen. Aunque otros festivales se mantienen, muchos temen que la asistencia de público descienda drásticamente ante los precios de las entradas,

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios