El filón de los villancicos

  • Las estrellas de la música no se resisten a grabar temas navideños tradicionales o inventar nuevas y exitosas canciones

Muy pocos admitirían que la música navideña es su género favorito, pero desde hace décadas las estrellas del espectáculo no han podido resistir la tentación de grabar villancicos, tradicionales y nuevos, y en todo este tiempo el público no ha dejado de comprarlos. Un simple vistazo demuestra que la tendencia se mantiene en la era de internet.

Christmas hits promete un atracón musical para estas fiestas, con nada menos que 64 temas, 42 interpretados por estrellas internacionales de ayer y hoy -desde Andy Williams y Aretha Franklin a los Boney M y Backstreet Boys-, y 22 por agrupaciones corales clásicas.

Casi tan heterogénea es la recopilación Navidades en España, que reúne a Raphael, la Orquesta Mondragón, Los Chunguitos, José Luis Perales, el Dúo Dinámico o Gato Pérez, con la misma fórmula de combinar adaptaciones de villancicos tradicionales y canciones propias de temática navideña.

La industria discográfica siempre supo que este género era un filón. Ya en 1948, uno de los grandes especialistas en la materia, Frank Sinatra, grabó White Christmas, Jingle bells, Silent night y otros imprescindibles de estas fechas en Chistmas songs by Frank Sinatra. La Voz repetiría la jugada en 1957, con A jolly Christmas from Frank Sinatra, y también en los sesenta, esta vez en compañía de invitados como Bing Crosby.

Crosby protagonizó junto a David Bowie en 1977 uno de los dúos más insólitos de la historia de la música cuando ambos interpretaron en un programa de televisión una versión de Little drummer boy. Las imágenes de aquel encuentro pueden verse en Youtube y cada año por estas fechas en las televisiones de todo el mundo. Y los fans de Bowie siguen sin salir de su asombro.

Raphael adaptó este villancico al español, La canción del tamborilero en los 60 y desde entonces no ha dejado de sonar ninguna Navidad. El tema formó parte de Raphael canta a la Navidad (1965), un EP ya mítico que se completaba con Ca panas de plata, Noche de paz, noche de fe y Navidades blancas.

Tampoco el rey del rock se resistió a cantar villancicos. Presley llegó en 1957 al número uno con Elvis Christmas album, un disco en el que recreaba clásicos y se llevaba a su terreno temas como Blue Christmas. La discográfica RCA ha aprovechado aquellas grabaciones para añadir ahora a la voz de Elvis las de varias cantantes femeninas del country y el gospel actual y crear así unos dúos de ultratumba que ha editado para estas Navidades en Christmas duets.

El mercado estacional se completa con el primer disco completo de villancicos grabado por Aretha Franklin, This Christmas, que inspiraron una de las mayores creaciones del controvertido productor Phil Spector, quien en el verano de 1963 reunió a los grupos vocales de su sello discográfico en A Christmas gift for you, considerado el mejor álbum de su género de la historia.

En la discografía de los Beatles no figuran villancicos, pero cada Navidad, desde 1963 hasta 1969, el grupo remitió a los socios de su club de fans en el Reino Unido un flexidisc con mensajes de felicitaciones. Tras la disolución del grupo, John Lennon, acompañado de Yoko Ono y un coro de niños, publicó Happy Xmas (War is over), un villancico pacifista compuesto por el ex beatle como reacción a la guerra de Vietnam.

Los otros tres ex beatles hicieron también sus aportaciones al género. George Harrison publicó en 1974 el single Ding dong ding dong, cinco años más tarde Paul McCartney editó Wonderful Christmastime y Ringo Starr se atrevió en 1999 con un álbum con cortes navideños, I wanna be Santa Claus.

En los 80, las canciones navideñas vivieron una edad dorada con temas como Last Christmas, de Wham, aunque el mayor éxito llegó en 1984, cuando las estrellas del pop británico e irlandés del momento se unieron bajo el nombre de Band Aid para grabar un tema cuyos beneficios destinarían a combatir el hambre en Etiopía. Do they know it's Christmas? (¿Saben ellos que es Navidad?) fue compuesta por Bob Geldof y Midge Ure y en su grabación participaron, entre muchos otros, Bono, Sting, David Bowie, George Michael, Boy George, Phil Collins y Paul Weller. El tema se convirtió en el single más vendido de la historia del Reino Unido y vendió más de 3,5 millones de copias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios