Antonio Romero. Director del Granada Sound

"Por fin esta ciudad tiene el festival que se merece"

  • El festival que congregará a 24.000 personas arranca hoy su sexta edición l Por segundo año consecutivo tendrá lugar en el Cortijo del Conde

Antonio Romero, en las instalaciones del festival. Antonio Romero, en las instalaciones del festival.

Antonio Romero, en las instalaciones del festival. / Pedro Hidalgo

Antonio Romero, sevillano y amante confeso de Lori Meyers, estuvo presente en la concepción de la primera edición del Granada Sound, que hoy cumple su sexto año y cada temporada engorda su fama y caché. Corría el año 2012 y Romero empezaba a frotarse las manos con un proyecto que comenzó llamando a 3.000 almas y que hoy acoge a más de 20.000.

-El primer Granada Sound, Alhambra Sound entonces, fue un proyecto con grandes expectativas de futuro ¿Cómo valora el recorrido después de seis años?

-Ha sido un recorrido muy vertiginoso porque festivales que tengan entre 22.000 y 23.000 personas por día suelen ser aquellos que han tenido un bagaje bastante más amplio hasta llegar a esa meta y nosotros ya en el cuarto año lo conseguimos. Esta edición tenemos un aforo legal superior a eso, pero para poder estar de forma cómoda nos plantamos en 24.000 por día.

-El cartel es muy granadino, abren Los Planetas y Lori Meyers, y es además especialmente indie.

-Siempre hemos sido de un corte muy similar, pero sí es cierto que el peso de Los Planetas a nivel del indie patrio ocupa mucho peso a la hora de echar un primer vistazo al cartel, pero creo que seguimos un ritmo muy parecido al de los últimos años. Hay quizás un punto en los cabezas de cartel que corresponde a un indie más de los noventa, de los orígenes.

-¿Este sabor a Granada que desprende el cartel del festival ha sido premeditado?

-Es cierto que hay grupos que no puedes traerlos todos los años porque no están girando, pero da la casualidad de que éste tenemos a Los Planetas y a los Lori haciendo gira por festivales por primera vez en una misma temporada. Para nosotros ha sido un gustazo poder juntar a los dos titanes del indie granadino.

-¿La apuesta por grupos nacionales responde a una cuestión económica?

-Principalmente sí, realmente también es una cuestión de repercusión. Vivimos en un país donde para que un grupo internacional tenga una acogida similar a la de uno nacional de primera línea es a nivel presupuestario inviable. Tenemos unos límites económicos a los que ceñirnos, y prácticamente al completo hay que invertirlo en producto nacional.

-La SGAE publicaba que el pasado 2016 los festivales recaudaron más de 200 millones de euros y que son el sustento real de la cultura en este país.

-Creo que hay una cultura festivalera que ha crecido mucho en los últimos años. Se habla de burbuja y para mí una burbuja es cuando va creciendo algo y no crece el público, pero el público generalista es también consumidor de estos eventos. Llegará un momento en el que lógicamente habrá que parar porque no aparezca ese público o crezcan demasiado estos festivales. Pero es cierto que si hace 20 años, de cada 100 personas sólo una escuchaba indie ahora a lo mejor son diez.

-Quizás alguna más.

-Yo creo que no, tu vete a la Mae West y pregunta quién es Lori Meyers o Vetusta Morla. Vivimos en una realidad muy paralela, yo siempre digo que a los que nos gusta este tipo de música siempre nos rodeamos de gente similar.

-Según los datos de la SGAE y los de la venta de discos, ¿los festivales son el futuro de la música?

-Eso no lo sé, yo siempre he creído mucho en el tejido de las salas de conciertos y creo que los festivales tienen que ir de su mano. Estos eventos tienen su parte buena y su parte mala, el hecho de que haya festivales afecta a que la gente vaya a conciertos pero también es cierto que si la gente va a festivales hace que haya muchas bandas nuevas puedan tocar delante de mucha gente que no iría a verlos a una sala.

-Su empresa está especializada en la organización de este tipo de festivales, ¿cuál es la principal problemática a la que se enfrentan a la hora de montar un Granada Sound?

-En un principio es complicado hacer ver a una ciudad el hecho de que vas a mover a una cantidad de gente tan grande. Aquí estamos habituados a ver un campo de fútbol lleno, una feria o una Semana Santa, pero no estamos tan acostumbrados a nivel mental a aceptar un festival con un gran formato de música que acumula a tanta gente en un mismo espacio. La dificultad está ahí, que la gente que no trabaja en el sector les hablas de 20.000 personas se echan las manos a la cabeza, la tarea está en intentar que cada administración pueda aceptarlo y colaborar.

-¿Qué tal con el Ayuntamiento de Granada?

-Muy bien. Esta ciudad tiene un alcalde muy melómano y que controla bastante el sector de la música y es pro cultural. También es cierto que después de tantas ediciones ya estamos todos muy acostumbrados a este evento.

-Han pasado por cuatro ubicaciones diferentes en 6 años.

-En principio los dos primeros cambios tuvieron que ver con el crecimiento del festival: de la Plaza de Toros cambiamos a la Feria de Muestras de Armilla. Y de ahí fuimos al ferial pero por un problema de vecinos tuvimos que volver a cambiar. Ese sitio es perfecto pero entiendo que hay una normativa y por evitar problema decidimos venir a este espacio.

-¿Cuáles son los hándicap del Cortijo del Conde?

-El año pasado había mucho miedo por la distancia, pero implantamos un sistema de lanzaderas y de taxis que fue estupenda. De hecho fue el punto más valorado por los asistentes.

-Este festival no para de crecer edición tras edición. ¿Granada le corresponde?

-Creo que sí, creo que Granada es la capital del indie del país, creo que es de donde más grupos alternativos han salido y es conocida por eso en todo el mundo. Hablas con Vetusta Morla o Love of Lesbian y te dicen que la cuna del indie es Granada. Creo que por fin Granada tiene el festival que se merece.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios