Sin un final para las mariposas

  • Coincidiendo con el Año de la Diversidad Biológica, el Parque de las Ciencias organiza actividades para sensibilizar a la sociedad de la conservación del insecto

Comentarios 2

"Las mariposas son insectos agradables y beneficiosos para el ecosistema pero se están extinguiendo a causa de la tala ilegal de árboles o de las plagas. Nuestro deber en el Parque de las Ciencias es el de hacer conocer a las personas este problema", explicó ayer el técnico Javier Pérez.

Para promover la conservación y el cuidado del hábitat de la mariposa, el Parque pretende organizar visitas dentro del programa organizado para el verano en el marco del Año Internacional de la Diversidad Biológica que se celebra en 2010.

De esa forma, los curiosos que visiten el Mariposario se adentrarán en la aventura de sentirse mágicamente como en el Trópico. Allí podrán sentir a su alrededor un conjunto colorístico formado por mariposas procedentes del sudeste asiático, del centro y el sur de América y de África ecuatorial con más de 70 especies de plantas de origen tropical y subtropical. "Una de las más curiosas es la mariposa búho de Sudamerica que utiliza sus llamativas alas para advertir a los pájaros de que es venenosa", afirmó Pérez.

Además de estar inmerso en el mundo tropical, el visitante puede observar la transformación de la mariposa en la vitrina de las crisálidas. "Esta actividad es el corazón del Mariposario, el lugar donde comienza su vida". Del huevo que ha puesto una mariposa adulta nace una oruga que se alimenta hasta que llega su 'adolescencia' y se introduce dentro del capullo que ella misma crea para transformarse en crisálida. De ahí saldrá convertida en bella mariposa .

Aparte de conocer desde un punto de vista didáctico el desarrollo del lepidóptero, al inicio del recorrido se explica al público la simbiosis que existe entre las mariposas y los vegetales. La dependencia que tienen unos de otros es tal que la desaparición de una planta puede dar a lugar a la desaparación de especies de mariposas como en el Santuario de las Monarcas en Michoacán (México). "Las mariposas sobreviven gracias al camuflaje en las plantas. Muchas de ellas adoptan la característica de la hoja, posándose hacia abajo", expresó Pérez respecto a su comportamiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios