El flamante disco debut de Plastic Frostik Machine

  • El quinteto granadino, que se dio a conocer hace dos años, presenta en la sala Planta Baja 'Playful'

El nombre de Plastic Frostik Machine comenzó a sonar hace dos temporadas cuando irrumpió en el panorama granadino un quinteto que eludía los caminos más trillados del rock local para adentrarse en un territorio arriesgado y en cierto modo aún por explorar en nuestra escena. El que mezcla con fines hedonistas los riffs de guitarras de ascendencia rockista con los ritmos de piñón fijo de las pistas de baile, la garra del rock con la pegada de la electrónica, las patillas reflejadas en los cristales de las bolas de espejo. Su música desprendía dinamismo, vitalidad, energía y optimismo.

Además el grupo lucía una imagen atractiva y con gancho, y su actitud positiva se derramaba sobre el escenario, alejada de esos rostros taciturnos con pinta de comerse a sus madres que gastan tantos rockeros. Su propuesta era, además de un soplo de aire fresco, toda una invitación. Así era en 2012, cuando sacaron a la calle sus primeras canciones agrupadas en un ep que aglutinó un montón de buenas críticas (fue elegido uno de los mejores del año por Radio 3 o Mondosonoro) y les llevó a formar parte del cartel en festivales tan sonados como Arenal Sound, Festimad, Alhambra Sound o Monkey Week.

Pero de eso han pasado casi dos años y por eso había una gran expectación por saber cómo y por dónde continuarían las buenas sensaciones que provocó aquello puñado de canciones. La respuesta llega esta noche a Planta Baja, donde a partir de las nueve estarán presentando los temas de Playful, el álbum que ve la luz estos días. Plastic Frostik Machine (PFM), que aunque no tengan nada que ver comparten iniciales con los míticos Premiata Forneria Marconi, uno de los más célebres grupos del rock progresivo italiano de los setenta, inciden con el nuevo álbum en la línea emprendida con su primer ep, y doblan la apuesta por el rock bailable de estribillos adhesivos para disfrutar a partir de ciertas horas de la madrugada.

Ha sido grabado en los estudios de Producciones Peligrosas y en Gismo 7, masterizado en Londres y editado bajo el sello Linier, una compañía granadina que ya se hizo cargo también de los trabajos de Alondra Galopa, demostrando que la fama de Granada como ciudad musical no se circunscribe simplemente a la buena cantera de grupos sino que extiende sus tentáculos a otros sectores de la industria. Como guinda al flamante álbum cuentan con la colaboración del dj y productor Kid Simius, que ha realizado un remix del single Smile.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios