La serie fotográfica de la Andalucía de Charles Clifford se expone en casa

  • Con producción de la Fundación Lara, el Antiquarium de Sevilla exhibe a partir del miércoles una selección de imágenes realizadas por el inglés durante el viaje a tierras del sur de la reina Isabel II en 1862

Retazos de la historia de las provincias y de la identidad de las gentes del sur se encontrarán, a partir de este próximo miércoles, en el Antiquarium de Sevilla con motivo de la exposición La Andalucía de Charles Clifford. La muestra, producida por la Fundación Lara en colaboración con la Hispanic Society of America, será uno de los atractivos expositivos de las fiestas navideñas .

Ahora, la Fundación Lara rescata este proyecto en torno a la obra de Clifford (Gales, 1820-Madrid, 1863), una muestra que giró hace unos años por varias ciudades españolas y que ya se vio en Sevilla, en 2007, entonces en la desaparecida sede de la institución de Planeta en la calle Fabiola.

El catálogo de la exposición recoge algunas de las mejores instantáneas del célebre Álbum de Andalucía y Murcia, viaje de SM la reina Isabel II de Borbón y la familia real en 1862, todas aquellas estampas que el fotógrafo inglés tomó, hace ahora 150 años, durante la visita que la reina realizó a las provincias del sur peninsular entre los meses de septiembre y octubre de 1862.

Y aunque las escenas cotidianas están presentes en el álbum, el verdadero interés de Clifford en este proyecto de fotografía temprana fue el de mostrar los paisajes urbanos de esa Andalucía: casas consistoriales, catedrales, iglesias y monumentos y, lo que resulta más llamativo, imágenes de la arquitectura efímera que se erigió en honor a la reina a lo largo de su travesía andaluza.

Los perfiles de la Giralda, las fuentes de la Alhambra, las cuestas del Albaicín, el puerto de Málaga, la renacentista catedral de Jaén, la Alameda de Cádiz, el laberinto de arcos de la mezquita cordobesa o la alcazaba de Almería son testigos mudos de una época compleja que desembocó en la caída de la monarquía, acaecida al poco de este periplo andaluz. No en vano, estas fotos respondieron a una gran maniobra publicitaria de los progresos del Gobierno de Isabel II. La reina no atravesaba por su mejor momento tras la revolución progresista de 1854 que derrocó a su Gobierno moderado. Por eso Charles Clifford se lanzó a una campaña de imagen por toda España que comenzó en 1858 con su viaje a Alicante y Valencia y finalizó en Andalucía y Murcia en 1862.

El resultado de este viaje del fotógrafo británico al sur de España fue un álbum con 93 fotografías que atesoró, originalmente, el duque de Montpensier, cuñado de la reina, muy aficionado a esa nueva forma de acuñar el tiempo y el espacio que fue -es- la fotografía, de la que Clifford fue uno de los pioneros en España. De hecho, en su trabajo siguió la tradición de los exquisitos libros de viajes ilustrados con grabados. La principal aportación del galés afincado en España vino, pues, de la nitidez que consiguió con la nueva técnica, como notario de una Andalucía que captó con un equipo voluminoso, frágiles negativos de cristal y un cuarto oscuro portátil y que dió el resutado que el miércoles se expone.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios