El futuro prometedor

Si hay algo de justicia en el enloquecido mercado del pop, Lykke Li debería destacar entre el sinfín de cantantes femeninas venidas de Escandinavia. Con tan sóolo 22 años y un férreo control de su carrera, evidencia una autoconfianza que da miedo. Se lo puede permitir. Logró sacar la cabeza del océano MySpace con un puñado de pegadizas canciones con cierto aire retro, y ahora, producido por uno de sus paisanos de Peter Bjorn & John (también co-autor de los temas), ve la luz discográfica su debut. Su sensual voz aniñada se pasea por unas canciones con gancho revestidas con una instrumentación deliberadamente amateur que, hay que decirlo, funcionan.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios