"A la gente no hay que darle fuegos artificiales cuando quieren ver arte"

  • La bailaora granadina, afincada en Madrid, presenta su último espectáculo 'Suma y Sigue' el próximo día 28 en el auditorio Martín Recuerda de Salobreña

Desde Eva La Yerbabuena, con la que recorrió todo el mundo, el ballet de Andalucía, dirigido por Cristina Hoyos, hasta Manuel Liñán y Daniel Doña, han sido de gran renombre las figuras que contaron para sus montajes con esta bailaora de indiscutible calidad. Ahora, ha sido ella la que se ha llamado a filas, y como consecuencia, ha nacido Suma y Sigue, una autoproducción en la que muestra su versatilidad artística. Figura de singular belleza y contenido en el escenario, Lucía Guarnido lucha, como tantos otros jóvenes talentos en plena ebullición, por abrirse el hueco que le corresponde en base a su calidad, siguiendo la senda del trabajo, la disciplina y el esfuerzo, lejos de las subvenciones y los besapiés políticos, que sólo llegan a los mismos de siempre y pudren los caminos. La honestidad y la buena danza son su mejor carta de presentación.

-Háblenos de la actuación del próximo 28.

-Estoy muy agradecida con mi pueblo, cada vez que estreno espectáculo me llaman para que lo lleve al Auditorio. La actuación es en el Auditorio José Martín Recuerda el día 28 de julio a las 22:00 horas. Las entradas cuestan 10 euros y están a la venta de lunes a viernes en la Casa de la Cultura. También hay un teléfono para hacer reservas: 958 610630. Me acompañan: a la guitarra Luis Mariano, al cante Sergio Gómez y Alfredo Tejada, a la percusión Miguel Cheyenne, a las luces Miguel Serrano y como artista invitado el bailaor Francisco Hidalgo.

-¿Cómo ha comenzado el rodaje de 'Suma y Sigue'?

-Despacito, pero con buena letra. Estrenamos en noviembre en el José Tamayo. Quizá no era momento para un estreno, para arriesgarse, pero bueno, las necesidades vitales tampoco hay que reprimirlas, ¿no? Yo tenía muchas ganas de hacer Suma y Sigue, para mí ha sido un pasito más en mi carrera, estoy muy satisfecha con el resultado y esperamos que sigan saliendo actuaciones con este espectáculo, porque lo merece. Animo mucho a la gente a que acuda al teatro, no sólo a ver Suma y Sigue, sino todo lo que puedan. La mejor manera de apoyar a los artistas que hacemos flamenco, otras músicas, danza, etc... que hacemos, en definitiva, cultura, es venir a ver nuestro trabajo.

-¿Cómo es el proceso de maduración de un espectáculo? ¿Siente lo mismo el creador cuando interpreta un trabajo tras varias actuaciones que al principio?

-No, es una sensación diferente. Un estreno está lleno de nervios, ilusión y expectativas a las que responder. Función a función, el espectáculo va madurando conforme se va rodando, y suelen aparecer nuevos sabores, sensaciones nuevas. Se mejoran también ciertos aspectos y reflexiona acerca de la respuesta del público. Es un proceso bonito hasta que te sientes totalmente cómoda y reflejada en lo que haces y muestras en el escenario.

-Hay grandes tiradas presupuestarias que se van en espectáculos de gran formato y sin embargo artistas de su calidad tienen que trabajar en autoproducciones en las que arriesgan mucho, ¿da la impresión que está muy mal repartido?

-Yo por ahora jamás he recibido ni ayudas ni ninguna subvención. Eso también da mucha libertad a la hora de hacer lo que realmente quieres. Creo que a veces el reparto no es justo y que se dirigen las ayudas hacia gente que no las necesita. Hay producciones muy caras que pierden de vista lo esencial, el trabajo realmente artístico. Cuando hay un buen trabajo coreográfico y musical creo que no se necesitan tanta tramoya ni artificios. A la gente no hay que darle fuegos artificiales cuando quieren ver arte.

-¿Cree que la Agencia Andaluza cumple con el papel para el que fue creada?

-Sinceramente, aquí en Madrid, casi no se oye hablar de la Agencia Andaluza, y hay muchos artistas andaluces aquí en Madrid, y muy buenos, extraordinarios. Creo que la Agencia se centra mucho en Andalucía Occidental y sus artistas, pero eso no es nuevo, ¿no?

-Y por último, ¿en qué momento artístico se encuentra?, ¿qué nota que ha madurado en su forma de bailar?

-Como bailaora me siento mucho más cómoda, más hecha. Voy descubriendo lo que realmente quiero y lo que me favorece. La madurez y el desarrollo personal se reflejan, consecuentemente, en la serenidad y la seguridad como artista. Quiero sentirme bien con mi trabajo y ser sincera con mi forma de ver el flamenco, la danza, la música... y transmitirlo al público, que es lo más importante, llegar a la gente que se sienta en la butaca a verte y despertar en ellos una o muchas emociones. Y sentirme orgullosa del trabajo hecho, eso es lo mas importante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios