Las giras ya no son para el verano

  • Los promotores se privan este verano de hacer unos conciertos que pocos ayuntamientos pueden pagar

Ni los grupos del panorama musical español con más seguidores, como El Canto del Loco y Estopa, se salvan de la crisis, porque mantienen sus cachés y venden menos entradas, con lo que muchos promotores se privan este verano de hacer unos conciertos que, por otra parte, pocos ayuntamientos se pueden permitir contratar, según indica el miembro de la empresa Ata Producciones y Eventos, Antoni Mas.

La opción para muchos que deciden salir a la carretera es alargar sus recientes giras para rentabilizarlas, ya que el espectáculo está diseñado y no cuesta tanto como empezarlo de nuevo: El Canto del Loco giraron con su disco Personas durante un mes y medio más antes del tour Hasta luego, basado en ese disco y sus grandes éxitos, tras el que se tomaron vacaciones.

Si El Canto del Loco está de parón, Estopa no se decide a hacer la gira de décimo aniversario que tenían prevista, aunque ya lo han cumplido. "Ahora los grupos dirigidos a la gente joven no tienen público porque depende de los recursos familiares, que están tocados por la crisis", razona el productor.

Tampoco se arriesgan este año otros míticos de la música española, como Miguel Bosé, que a principios de verano hizo algunas fechas más con la gira del año pasado, Papito, y Manolo García, que cerró un puñado de fechas con la gira Saldremos a la lluvia, segunda parte.

Para Mas, "es realmente preocupante" que los grupos no accedan a rebajar los cachés porque así no hay margen de maniobra: "El Canto del Loco tuvo 6.500 espectadores en Roses el 4 de julio, en Terrassa, 4.000, y en Reus, 3.500. Se necesitan al menos 6.000 espectadores, a una media de 22 euros por entrada, para que un concierto así sea rentable", precisó Mas.

Tampoco salen los números para Rosario, que sí tiene gira nueva con su disco de versiones Parte de mí, y cuyos asistentes oscilan entre los 1.000 y 1.500 "cuando necesitaría 3.000, porque vale unos 45.000 euros", indica Mas.

Los que sí funcionan bien son los grupos algo más pequeños, como La Oreja de Van Gogh, que tienen "un coste bastante menor que el de El Canto del Loco" y tienen el público necesario para sufragar los costes.

Y la gallina de los huevos de oro de la música española actual, David Bisbal, no tiene nuevo disco con el que salir de gira, aunque en realidad es el que "seguro" que ganaría dinero dando conciertos en este árido verano, opina Mas.

Giras internacionales de gran formato que pasan por España también exprimen sus decorados con una segunda vuelta, como es el caso de Madonna, que hizo tres fechas a finales de julio (Barcelona, Madrid y Zaragoza) de su Sticky & Sweet Tour, con el que el verano pasado ya había actuado en Sevilla y Valencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios