Un granadino se convierte en director de una serie de humor norteamericana

  • Santos Paoletti-Boville se embarca en el proyecto 'King Bachelor's Pad' y realiza el primer capítulo, en el que se utiliza un humor "sucio y vacilón para entretener a la gente y conseguir que se evada"

El granadino Santos Paoletti-Boville acaba de dirigir el primer episodio de la serie estadounidense King Bachelor's Pad, titulado Last wish. La experiencia, según el director, ha sido "altamente positiva. Estuve dentro del proyecto desde su origen y lo he visto crecer desde el concepto. Después de verlo terminado, uno se siente satisfecho", manifiesta el joven director de cine.

"Siempre hay cosas que cambiarías, un detalle aquí u otro allá, pero también hay que jugar con los factores del tiempo y el dinero que se dan en cualquier situación", comenta. "El resultado final me agrada bastante. Lo importante es que se cuenta la historia que se escribió de la manera que se pretende. Vamos a hacer reír a la gente, es nuestro objetivo y creo que se consiguió ampliamente", afirma Paoletti, que forma parte de un grupo de varios directores que se han repartido los capítulos de esta serie para "poder mantener un buen ritmo de producción".

King Bachelor's Pad es una serie cómica que parte de sketches que muestran situaciones absurdas interpretadas por el protagonista de la serie, Andrew Bachelor, y por personajes famosos invitados. En el primer capítulo Paoletti trabajó con Robert Ri'chard, que ha participado en series como The vampire diaries, Cousin skeeter o The client list. Abarca desde una parodia de un videoclip de Justin Bieber o de la película The hunger games hasta un episodio en el que un soldado le pide cosas extrañas a su mejor amigo antes de morir en el campo de batalla. "Básicamente, mediante un humor sucio y facilón queremos entretener a la gente y reírnos de nosotros mismos", asegura Paoletti. King Bachelor's Pad se emite de forma íntegra en su propio canal de Youtube.

Paoletti destaca de esta experiencia "la calidad de su producción, un equipo amplio y joven de profesionales que han ido poniendo su 110% en este proyecto, el funcionamiento óptimo, todo estaba bien medido y ocurría cuando tenía que ocurrir, o al menos así me parecía a mí". El joven cineasta añade que "ha habido mucho trabajo detrás desde el equipo de guionistas, producción y dirección hasta localización y departamento de arte".

Los mejores recuerdos que Paoletti conserva del rodaje son "sin duda, el tiempo de rodaje. Creo que es el momento en que, como director, te sientes mejor, has ensayado cosas y las ves en las caras de los actores tal y como querías, y eso te llena bastante".

En cuanto a la forma de trabajar y rodar en una producción estadounidense respecto a las españolas, Paoletti establece "una diferencia notable: el ritmo de trabajo. En Estados Unidos se hacen miles de proyectos diariamente. Con poco que hagas estás envuelto en un par de ellos al mes y te adaptas a un ritmo de trabajo competitivo. Tambien está la especificación del trabajo, esperas que cada parte haga lo suyo sin interferencias o dobles funciones". Paoletti tiene 27 años y es natural de Guadix. Es graduado en Comunicación Audiovisual por la Escuela Superior de Comunicación y Empresa (ESCO) y postgraduado en Realización de Cine y Producción por New York Film Academy. Actualmente vive en Los Ángeles y trabaja como guionista en Dog in The Window Prod. Además, está terminando de escribir un largometraje y está inmerso en la producción de un cortometraje para mediados de agosto.

Paoletti espera que su primera película, un thriller policial ambientado en París, "caiga en buenas manos o por lo menos se produzca, cruzo los dedos". Además, está distribuyendo dos cortometrajes que hizo el año pasado. Uno de ellos está aceptado en un par de festivales y el último acaba de entrar en el circuito. "Espero que vaya teniendo visibilidad mi trabajo", ha comentado.

De momento el joven cineasta permanecerá un año más en Los Ángeles para adquirir más experiencia y trabajar en un par de proyectos de unos amigos durante la temporada de otoño, pero en el futuro "espero poder devolver todo lo que he aprendido de vuelta en Europa", concluye Paoletti.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios