Como los grandes

  • El Festival de Cine RetroBack celebró ayer una gala que poco tiene que envidiar a la de los Goya. El protagonista fue el director José Luis Borau

Si sigue por el mismo camino, el RetroBack bien podrá hacerle la competencia a la mismísima gala de los Goya sólo que, en el caso de la granadina, las polémicas se quedan en casa. De riguroso rosa fucsia, Carmen Huete presentó un año más un festival que no tuvo un Buenafuente sino dos y donde el acento andaluz fue el protagonista.

Menos atentos a la vanguardia en el glamour de los invitados, esta gala sin embargo concentra todo su interés en la que tuvieron los actores de la época dorada de Hollywood. Con el icono de Marilyn como carta de presentación, al ser descrita la actriz como "la estrella del olimpo", hubo entre las butacas del Isabel la Católica quien parecía esperar verla cruzando el pasillo hasta el escenario. Pero en su lugar aparecieron esos dos cómplices que tuvo la actriz en Con faldas y a lo loco, Daphne y Josephine, quienes buscaron entre los asistentes al director homenajeado para ser fichados en otra película. El actor Pepe Cantero vuelve un año más a encargarse del humor en la gala y el Sexteto de jazz Retroback a ponerle la música, este año con melodías que hiciera famosas Marilyn en sus películas.

Tras los respectivos agradecimientos al director del Festival, Emilio Egea, y al alcalde, por parte de Sean Ferrer (hijo de Audrey Hepburn y quien consigue muchas de las buenas ideas y presencias del certamen), el público pudo disfrutar del castellano antiguo del alcalde en una broma de la presentadora, quien le pidió los permisos necesarios para que el festival fuera inaugurado.

El momento más emocionante de la gala llegó con las palabras del director homenajeado, José Luis Borau, aquel que dirigió una de las cinco mejores películas del cine español, Furtivos, y aquel que precisamente en una gala de los Goya enseñó siendo director de la Academia sus manos blancas contra el terrorismo.

Aunque no pudo estar presente, Borau envió vía video su agradecimiento: "Siento que mis obligaciones y la edad me impidan cumplir el sueño de volver a Granada. Quedo reconocido por este premio y espero quede a la altura de la distinción. Me hubiera gustado estar ahí y compartir estas proyecciones con todos vosotros". Desde la tranquilidad de su casa, el cineasta aragonés subrayó la necesidad de volver a ver "lo que a uno le ha gustado. Lo dicho, muchas gracias".

El encargado de recoger el premio fue Xabier Elorriaga (Perros Callejeros, Tata mía, Tesis, Anillos de oro, Águila Roja...). El actor, quien subió al escenario sin la "agilidad del alcalde", sí tuvo sin embargo las mejores palabras para Borau, un director que conoce desde hace años y a quien considera "el más completo del cine español". Borau ha sido, dijo, "no sólo un magnífico director" con un cine muy "personal y arriesgado", sino que ha sido un "espléndido productor" que ha abierto las puertas del cine a muchísimos jóvenes directores; un maestro de una "enorme energía; y un presidente de la Academia que la gestionó de la forma adecuada hasta convertirla en lo que es hoy.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios