Un fuerte granizo, protagonista de la última jornada del Orcefolk

  • La última parada de la Red de Festivales en Granada tendrá lugar el 21 de agosto en Torrenueva con el Festimed y la actuación de grupos como la Banda del Pepo

En una noche que amenazaba tormenta, la música hizo bailar a los orceños. La segunda edición del festival Orcefolk reunió en la plaza de la iglesia de la localidad a más de un millar de personas con ganas de pasárselo bien. Teniendo en cuenta que la localidad tiene 1.200 personas censadas, se puede decir que todo el pueblo se volcó en las músicas aragonesas y vascas que sonaron. Abrió la noche el grupo A Cadeira Coixa que trajo la músicas del los bajos Pirineos y la zona que fuera de Occitania, en cuyo idioma interpretaron algunas piezas. Cantos de boda, de baile, la vida (algunos con notable picardía y no poca sorna con el clero) y la muerte sonaron en Orce por primera vez. Tras ellos el grupo vizcaíno Korrontzi desenfundó sus trikitixas, pequeño acordeón diatónico vasco, para montar una fiesta de alegría y baile compartido donde el sonido agudo de la 'triki' fue el protagonista. Al final el agua no cayó del cielo pero sí el sudor de las frentes de los que haciendo corros no pararon de bailar.

El festival sufrió ayer las consecuencias de la alerta amarilla por lluvias en Orce, con el traslado del concierto de Lombarda a la iglesia. Un fuerte granizo cayó en la tarde de ayer sobre la localidad.

La última parada de la Red de Festivales tendrá lugar el viernes 21 y sábado 22 de agosto en el Festimed de Torrenueva. Al objeto de "acercar, conocer y difundir la cultura mediterránea", el municipio ofrecerá las actuaciones de grupos como La Banda del Pepo. Según el concejal de Cultura de Torrenueva, José Lara, este festival será "muestra y encuentro de las manifestaciones artísticas y socioculturales de los numerosos pueblos y culturas que conforman el territorio bañado por el Mediterráneo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios