"La guerra española era universal"

  • El historiador británico Paul Preston mezcla a partes iguales la Historia con rigor y el buen humor

"¿Unas palabras para Teleideal?". "Eso es una contradicción porque no hay ninguna televisión ideal", contestó Paul Preston antes de iniciar el acto. El tono desenfadado lo mantuvo desde el principio hasta el final. "Soy historiador porque no tengo talento para ser escritor", comenzó el autor inglés de nacionalidad "guiri". Enseguida comenzó a profundizar en su último libro, Idealistas bajo las balas, que habla sobre la labor de los corresponsales extranjeros durante la Guerra Civil. En principio, Preston quiso titular su libro Vimos morir a España, "un título infinitamente mejor que el que puso el editor". "Claro", prosiguió Preston, "el libro se editó en primer lugar en catalán y este título seguro que hubiera gustado mucho más allí", ironizó.

Preston tuvo "la suerte" de conocer al corresponsal Herber Southworth , "el enemigo número uno del régimen franquista según Ricardo de la Cierva, lo que no es poco". El historiador le envió una separata del libro y recibió contestación al poco tiempo: "Llevo 30 años esperando que alguien me mandara un trabajo así". "Claro, él era viudo, yo huérfano, y nos hicimos grandes amigos".

Después hizo buenas las palabras de la mujer de Ernest Hemingway: "Qué mierda de objetividad. O se dice la verdad o no se dice nada". En esta línea, Preston subió el tono de voz para afirmar que la Guerra Civil "no estalló". "Simplemente hubo unos militares que querían masacrar al pueblo", dijo para recibir los aplausos del público, entre el que se encontraba Miguel Ríos.

Durante años, el historiador estuvo recuperando los diarios de guerra de los corresponsales, muchos de los cuales se dieron cuenta de que "la guerra no era española, era universal porque se jugaba la suerte de la democracia a nivel mundial y ellos pensaban que tenían la obligación de alertar a sus países". Estos periodistas revelaron la masacre de Badajoz y de Gernika "y los planes de Franco de fusilar a media España hasta alcanzar sus objetivos". A continuación recordó una de las frases que aún permanecen vivas en la memoria de los mayores: "Caudillo de España y responsable ante Dios y ante la Historia". Para Preston, "también era responsable ante la prensa extranjera".

En este punto intervino de nuevo el moderador, Miguel Ángel Aguilar, quien recordó que la Agencia Efe tuvo que comprar los archivos de los corresponsales extranjeros porque sólo había documentos del bando vencedor. "Sí había en cambio fotos de Tierno Galván de frente y de perfil en la Dirección General de Seguridad", explicó el periodista.

A continuación llegó el turno de preguntas. Tomó el micro un espectador que se convirtió casi en un contertulio espontáneo con una pregunta de casi cinco minutos. "Mejor dejarlo como una aportación adicional y pasamos a la siguiente pregunta", zanjó Aguilar. Pero Preston se apiadó y respondió sobre si hay algunos puntos de vista demasiado machacados en el estudio de la Guerra Civil. "En mi libro Palomas de guerra me involucré mucho sentimentalmente menos en el capítulo dedicado a la mujer de Franco", concluyó Preston.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios