Un guiño cultural de 144 páginas

La revista de arte y cultura granadina Calle Elvira dedica un monográfico a La Alpujarra Alpina y Marinera. Se ha contado con la colaboración 64 autores, entre ellos poetas, artistas y fotógrafos destacados del ámbito de la cultura granadina

Desde que comenzó, allá por el mes de septiembre de 2012, a fraguarse el proceso de la larga carrera que supone la candidatura de La Alpujarra a Patrimonio de la Humanidad, han sido muchas las instituciones, partidos políticos, organismos sociales y demás los que se han ido sumando en apoyo a este proyecto. Y poco a poco se han ido sumando también desde otros ámbitos como el de la cultura.

El último empujón a la candidatura ha venido de la mano de la revista trimestral de arte y cultura granadina, que acaba de editar un número íntegramente dedicado a la comarca. Dirigida en esta nueva etapa por Rodrigo Gómez Jiménez, lleva en este caso por título La Alpujarra Alpina y Marinera. Se trata de una edición muy cuidada, que consta de 144 páginas a todo color, número que ha sido recientemente presentado en el corazón de La Alpujarra, en Cádiar.

En el monográfico se recogen numerosos, artículos, poesías y fotografías, que muestran la riqueza histórica, cultural, natural y artística de la Alpujarra.

El director de la revista, Rodrigo Gómez, señala: "Teníamos un espinita clavada, queríamos dedicarle un número a La Alpujarra y hemos logrado el objetivo". La idea vino, añade Gómez, "por varios motivos". "Desde pequeño empecé a visitar la Alpujarra de la mano de mi abuelo, Rafael Gómez Montero, (periodista y cronista oficial del Barranco de Poqueira), quien a comienzos de los años 60 empezó a ir a la comarca con mi familia a pasar los veranos y donde comencé a enamorarme de esta tierra." No obstante, hacía falta un empuje para meterse en este proyecto y "la chispa", asegura Gómez, "vino tras la presentación de la candidatura de La Alpujarra a Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco a través del equipo de trabajo formado entre otros, por la Diputación; Junta de Andalucía y Universidad de Granada", a quienes ha aprovechado para felicitar y agradecer su apoyo por "el gran trabajo de estas instituciones para llevar a cabo este proyecto".

El nuevo número que la revista Calle Elvira dedica a La Alpujarra cuenta con la colaboración de autores de primera línea, de ellos 15 poetas, 8 fotógrafos y 8 artistas (pintores y diseñadores), quienes han plasmado sus saberes y a quien Rodrigo ha agradecido "su participación, buenos consejos y la esperanza que han tenido en este proyecto".

La revista está dividida en cinco bloques: La Alpujarra de todos (con artículos de temática general, vivencias personales de La Alpujarra…); Naturaleza (el paisaje natural es el rasgo más característico de la comarca); Arte, Historia y Patrimonio; Poesía y Mosaico Alpujarreño, con artículos variados desde biografías de personajes tan importantes para la comarca como lo fueron Gerald Brenan o Pedro Antonio de Alarcón, hasta temas sociales y recetas gastronómicas, entre otros muchos.

La revista supone un gran esfuerzo editorial. A través de las páginas de este monográfico a La Alpujarra se pueden descubrir la primeras fotos de las que se tiene constancia que se hicieron en la comarca gracias a Javier Piñar Samos; se podrá callejear por Capileira de la mano de Rafael Gómez Montero; por las iglesias mudéjares con Rafael López Guzmán; o por el Barranco de la Sangre con José G. Ladrón de Guevara; contemplar el atardecer alpujarreño por Fernando de Villena; o el otoño en la comarca con José Lupiáñez.

También se acerca a los lectores a la Alpujarra que Gerald Brenan y Pedro Antonio de Alarcón tan bien supieron describir. José Vallejo Prieto hace de guía hacia la presencia alpujarreña en el mundo cultural granadino de los años veinte con Manuel de Falla y Federico García Lorca. Ángel Bañuelos destacará el valor universal de la Alpujarra. Y así hasta 64 firmas, 64 impresiones, huellas y voces reclamando, como bien refleja Andrés Cárdenas en este número, una Alpujarra no sólo local, sino del mundo entero.

Fernando de Villena, por ejemplo, describe el atardecer alpujarreño: "Con sus verdes erizos el castaño desafía a la tarde en los senderos. En la serena majestad del valle, como el cuento y el recuento de un tesoro, un rumor lejanísimo de esquilas anuncia la presencia del rebaño ya de regreso, con las ubres llenas. El rojo octubre enciende las doradas bombillas de los frutos para la gran verbena del otoño conforme el holocausto del poniente se consuma en las cumbres".

Rafael Gómez Montero, sin embargo, callejea por la segunda localidad más alta de la comarca alpujarreña: "Capileira es un montón de casas apretujadas, que forman un callejero de escaleras y calzadas. Baja la calle del Cubo, hasta la fuente que mama, el agua de los neveros que hay en Sierra Nevada. Desde las Eras de Aldeire, verás por unas vaguadas, aguas del Mediterráneo, y por la parte contraria, el Mulhacén y el Veleta, los dos colosos de España".

También grandes autores de la literatura universal como Calderón de la Barca se abren hueco entre las páginas de la revista para describir una Alpujarra que "es, por su altura, difícil; fragosa, por su aspereza; por su sitio, inexpugnable; e invencible, por sus fuerzas".

Nombres como Manuel Titos, Antonio Malpica, Rafael López Guzmán, Antonio Carvajal, José Lupiáñez, Antonio Praena, Pepe Guevara, Rafael Guillén, Antonio Ramos, Miguel Carrascosa, forman parte del elenco de personalidades que dan gran prestigio a este número, en el que Rodrigo Gómez Jiménez demuestra capacidad y sensibilidad a la hora de enfocar la revista y convertirla en un producto cultural de primera calidad.

Y prueba de que el éxito de la publicación está atravesando fronteras es que el próximo jueves este nuevo número será presentado en el Ateneo de Madrid en un acto al que asistirán, entre otros, el cantante y compositor de la tierra Miguel Ríos, o la delegada de la Junta de Andalucía en Madrid, Candela Mora, contando además con la participación de un cuarteto de música clásica.

Aquí en la Alpujarra, en la presentación de la nueva publicación de la revista, en Cádiar, estuvieron presentes el presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra, José Javier Martín, el presidente del Centro Unesco Andalucía, Ángel Bañuelos; el diputado provincial de Cultura, José Torrente, y el cronista de La Alpujarra, Rafael Vílchez. Al finalizar los asistentes disfrutaron de la actuación del grupo de música tradicional de La Alpujarra Al-Cadí, dirigido por Domingo Reinoso.

El director de la revista, señaló que "esto es un proyecto común, tenemos que caminar todos en la misma dirección porque todavía queda mucho por recorrer, pero juntos, estoy seguro que lo conseguiremos", en alusión a la candidatura de La Alpujarra a Patrimonio de la Humanidad.

Según el actual director de la revista Calle Elvira, Rodrigo Gómez, "durante estos 43 años ininterrumpidos la revista ha tenido sus altos y sus bajos, pero es de agradecer que mi tío Pedro Gómez Montero la haya mantenido a pesar de todo, para que ahora, una provincia como Granada, pueda presumir de encontrarse en el ranking de las pocas provincias españolas que editan una revista cultural durante tantos años y, vuelvo a repetir, ininterrumpidamente".

Sólo en Málaga la revista Litoral, y las madrileñas de ámbito nacional Reales Sitios de Madrid y Occidente (fundada ésta última por Ortega y Gasset), pueden presumir de esta hazaña.

A principios del año 1971 Rafael Gómez Montero, junto con su hermano Pedro deciden crear la revista Calle Elvira, siendo Pedro el encargado de dirigirla durante estos 42 años. El germen de la revista hay que buscarlo en el programa radiofónico de la voz de Granada que dirigía Rafael Revista oral Hontiveros de temática cultural y muy popular en aquellos años. De esta idea, aunando cultura y tradición, surgió la publicación Calle Elvira, cuyo nombre proviene de una de las calles más castizas de Granada paralela a la Gran Vía.

Calle Elvira ha sido estos 43 años un mirador privilegiado de la cultura granadina desde distintos ángulos. Ilustrada desde sus inicios con los dibujos de Gustavo Doré, Villar Yebra, Antonio Moscoso, Garrido del Castillo, García Bonillo y Carmona Almendros. Fueron asiduos colaboradores José García Ladrón de Guevara, Manuel y Antonio Gallego Morell, Manuel Orozco, Juan Bustos, Marino Antequera, Eulalia Dolores de la Higuera, Rafael Guillén, Miguel Ruiz del Castillo, Manuel Benítez Carrasco y Julio Alfredo Egea, entre otros muchos.

Pedro Gómez Montero cierra ahora un ciclo, pero la publicación sigue, llegan nuevos impulsos y recoge el testigo su sobrino nieto Rodrigo Gómez. En esta nueva etapa la revista cuenta con nuevos colaboradores, nuevas secciones y nuevo diseño pero sin dejar atrás la esencia y el carácter de siempre.

La decisión de la Comisión de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura de presentar este año la candidatura de los dólmenes de Antequera para ser declarada Patrimonio de la Humanidad ha sido acogida con "optimismo" por parte del presidente de la Diputación de Granada, Sebastián Pérez, ya que este hecho supone que la candidatura de La Alpujarra pueda entrar en la Lista Indicativa, ocupada durante más de dos años por la candidatura malagueña, la misma que ahora pasará a ocupar la lista definitiva.

Sebastián Pérez ha celebrado que la entrada de la candidatura malagueña "deja abierta una plaza en la lista indicativa para una zona de la comunidad en otoño", un espacio que el responsable provincial espera que sea para la Alpujarra.

"No debería haber dudas", ha afirmado el presidente de la Diputación, que también ha mostrado su satisfacción por el apoyo de la ministra Ana Pastor a este proyecto en la visita que realizó a Lanjarón el pasado fin de semana.

El presidente de la institución provincial deja ahora la pelota en el tejado de administración autonómica señalando que "hemos pedido a la Junta de Andalucía que el hueco que queda libre en la lista indicativa sea para La Alpujarra". Asimismo, Sebastián Pérez ha explicado que "habrá que seguir trabajando y sumando apoyos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios