mike vernon. músico y productor

"Me hubiera gustado seguir trabajando con Peter Green"

  • El histórico productor de blues de los sesenta abre junto a Los García la programación paralela del Festival de Jazz en la Costa

Su nombre no aparece entre los de los grandes del blues británico y sin embargo Mike Vernon, aunque casi siempre fuera de los focos, fue una figura capital para que el género se desarrollara en Inglaterra durante los sesenta. Y lo ha seguido siendo hasta nuestros días como productor y fundador de algún sello fundamental para su difusión. Esta noche abre en La Herradura, junto a la banda andaluza Los García, la programación paralela del Festival de Jazz en la Costa con el tradicional concierto dedicado al blues. El joven Vernon entró con apenas 18 años en la compañía Decca, donde empezó limpiando de ruido las cintas con los discursos de Winston Churchill. Pronto se sentiría cautivado por el blues norteamericano y asociaría su nombre como ingeniero y como productor al de los más célebres músicos del blues británico: Los Bluesbreakers de John Mayall, Duster Bennett, Savoy Brown, Eric Clapton, Chicken Shack, los Fleetwood Mac de Peter Green, Rory Gallagher...

Metido en faena, también trabajaría con otros artistas menos cercanos al blues pero de máxima relevancia como David Bowie o Focus. Finalmente acabaría por fundar en los últimos coletazos de los sesenta el sello Blue Horizon, responsable de míticas referencias y de haber introducido en el mercado europeo a algunos de los bluesmen con más swing de la historia como Champion Jack Dupree u Otis Spann. Incluso en los setenta se atrevería a ponerse bajo los focos con sus aventuras al frente de The Olympic Runners y sobre todo de los célebres Rocky Sharpe & The Raplays, que impactarían en todo el continente con su Rama-Lama-Ding-Dong. Aún en los ochenta continuaría su actividad editando multitud de discos con su sello, casi siempre de músicas de raíz, y trabajaría con artistas como Dr. Feelgood, Jimmy Whiterspoon, Chris Farlowe, Frankie Ford, Freddie King e incluso de otros tan alejados del paradigma blues como The Proclaimers, Level 42, The Pasadenas o the Dexy's Midnight Runners. Con el cambio de siglo Vernon decide tomarse un respiro y traslada su residencia al sur de España, tal vez inconsciente de que justo allí sobrevivía otra compañía enamorada de la música de los doce compases. Solo era cuestión de tiempo que Mike Vernon y Cambayá Records se encontraran, y así finalmente acaba produciendo para el sello antequerano al grupo sevillano Mingo & The Blues Intruders y un disco propio acompañado por Los García. Justamente el que servirá de plataforma a su actuación de esta noche.

-Usted ha ayudado a dar los primeros pasos a muchas leyendas del rock…

-Es verdad, fui el único productor británico activo en ese momento. He sido un seguidor apasionado de muchas bandas británicas de blues y de rock'n'roll, que tocaban a principios y mediados de los sesenta y, claro, todos estaban empezando. He trabajado con muchos, he producido a The Yardbirds, Graham Bond Organization, Spencer Davis R&B Quartet (con un muy jovencito Stevie Winwood), The Groundhogs, Errol Dixon y por supuesto los Bluesbreakers de John Mayall con Eric Clapton... después con Peter Green y Mick Taylor.

-Es sorprendente que, estando en Decca, no coincidió con los Stones, ¿verdad?

-Son de esas cosas curiosas… Yo era fan de los Yardbirds, que por aquel entonces eran rivales directos de los Stones… Coincidí un día con Mick Jagger fuera de los estudios generales (en Lambeth), estábamos los dos esperando el autobús. Me gustó el encuentro, pero no llegamos a hablar, muy extraño si me pongo a pensarlo ahora. Más adelante trabajé con Keith Richards y Ronnie Wood (hermano pequeño de Art Wood, que estaba en The Artwoods con Jon Lord, luego en Deep Purple) en el último trabajo comercial de Bo Diddley, fue muy interesante…

-Cuando trabajaba con uno de esos titanes de la música ¿Qué criterios se marcaba?

-Lo primero era si me gustaba lo que hacía la banda, mi punto de partida era ir a verlos en directo en algún bolo, había tantos en aquellos años… Y a partir de ahí me iba mentalizando, tenía citas con ellos para simplemente charlar y ver cómo eran como personas y lo que podría dar de sí uno u otro musicalmente. A partir de ahí intentar convencerles, a ellos o al manager, para grabar con Decca. Normalmente aceptaban, pero los resultados no eran siempre buenos… Por ejemplo yo ya tenía a Spences Davis y a los Yardbirds pero los directivos de Decca los echaron para atrás, muy muy a mi pesar…

-En aquellos tiempos un disco tenía una vida útil muy larga, ahora un disco apenas dura un fin de semana… ¿Qué opina?

-No estoy del todo de acuerdo. Sí es verdad que los vinilos de los 60 y 70 tenían una vida más larga pero por ejemplo en el caso de John Mayall entrábamos y salíamos del estudio cada nueve meses… La situación hoy en día es tan diferente… El soporte físico, el CD, en el mundo del blues sigue siendo muy importante, ya que se vende mucho en los conciertos. Las descargas han sustituido al CD y han afectado mucho a la industria musical. Por eso en el blues siempre habrá CD o vinilo, que pueden ser un regalo o un 'suicidio'.

-¿Y de todos ellos con quien le hubiese apetecido seguir haciendo discos?

-Con el único artista que me hubiera gustado seguir trabajando es con Peter Green (Fleetwood Mac). Por muchas razones no pudo ser y ahora tampoco… El pasado, pasado está y el presente es presente, yo siempre miro al futuro… Ahora mismo estoy concentrado en el debut de A Force of Nature de Sari Schorr & The Engine Room, que para mí es algo muy especial.

-¿Cómo se animó a volver a grabar, a los estudios y al directo con un grupo español?

-Volví a la música en 2011 con una producción para Oli Brown y otra para Dani Wilde (ambas producciones para Ruff Records). También hice una producción para Lazy Lester and West Weston's Bluesonics que se grabó en directo en los Estudios de Cambayá. Volví a mi retiro pero desafortunadamente en marzo de 2014 perdí a mi mujer… Decidí volver a la aventura, hice un disco dedicado a todos esos grandes músicos de los años 40 y 50 con los que crecí y que de algún modo influyeron en mi carrera y mi forma de ver la música. Fats Domino, Wynonie Harris, Little Willie John y Johnny 'Guitar' Watson. Solo nombro algunos de los muchos que me inspiraron pero Fats ¡definitivamente es mi favorito! Lo grabé con Los García, fue muy divertido y con un buen sonido final. Just a Little Bit se editó con el sello Cambayá Records y ha obtenido un buen resultado. Ha tenido una cobertura en la prensa extranjera excelente e incluso ha sido nombrado Mejor Top 20 de blues 2015 por la revista The Blues Magazine. Ahora en Mike Vernon y Los García contamos también con Kid Carlos (Moreno) a la guitarra y Andrea Salvadori al Hammond, ambos de Sevilla. En mis actuaciones en Inglaterra cuento con una banda llamada The Mighty Combo. Hay mucha actividad y más por llegar, puedo decir que definitivamente. ¡He vuelto!

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios