Las 'hablas granaínas' a examen en un estudio internacional

  • El análisis busca comparar los usos del español en toda la comunidad hispanohablante

Los granadinos no tienen remordimientos, sino 'regomello'; son 'agarraos', no avaros, y comen 'rosetas', no palomitas, vocablos todos ellos que forman parte de la peculiar habla 'granaína' y que ahora se convierten en ingredientes que aliñan un ambicioso estudio internacional sobre la lengua española.

El denominado Proyecto para el Estudio Sociolingüístico del Español de España y América (PRESEA), con equipos de investigación de 30 universidades españolas y americanas, entre ellas la de Granada, permitirá estudiar y comparar los usos hablados del español en toda la comunidad hispana internacional.

Así lo explicó el coordinador de Granada, Juan Antonio Moya, catedrático de Lengua española de la Universidad de Granada (UGR). Su gran objetivo es elaborar un "ingente" banco de datos de muestras habladas de ciudadanos de distintas zonas geográficas y características sociales, incluidas las variedades dialectales propias de América Latina. Los resultados de los análisis en Granada han detectado que el sufijo 'illo' va perdiendo terreno frente a 'ito'. El ceceo tiende a desaparecer entre los jóvenes. Esto parece originarse con el boom económico de los años cincuenta y sesenta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios