El hermano pobre de los zombis en la pantalla

  • El guionista y músico Arturo Cid, que mostrará la historia de las momias en la gran pantalla, destaca la película de 1932 protagonizada por Boris Karloff

Las momias se han convertido en la actualidad en las hermanas pobres de otros monstruos como los vampiros o los zombis, que están con una gran vitalidad en pleno siglo XXI a través de series de éxito como Crepúsculo o The walking dead. Pero las momias, esos pobres seres enamorados, siguen anclados en el tópico con apariciones poco afortunadas en los cines como la saga protagonizada por Brendan Fraser. Arturo Cid, músico y guionista, participará el 10 de marzo en el Curso sobre Actualidad Científica para hablar de las momias y de sus apariciones en el cine. Y entre todos los títulos, Cid destaca la película de 1932 dirigida por Karl Freund y con Boris Karloff, Zita Johann, David Manners y Edward Van Sloan en los papeles principales. "Por desgracia es casi la única película medio potable sobre las momias, es la cinta que inventa el mito de la momia como monstruo y recoge la moda sobre la maldición de la tumba de Tutankamon porque, de hecho, el guionista estuvo presente cuando se abrió la tumba", comenta sobre un reportero que se escapó de la condena que llevó a la tumba a Lord Carnavon, según defienden los amigos de las teorías de la conspiración.

En La momia, la película fundacional sobre los monstruos llenos de vendas, un grupo de arqueólogos británicos invaden la tumba de un cadáver momificado que resulta ser un sumo sacerdote del antiguo Egipto. La momia, que revivirá accidentalmente 3.700 años después de su muerte, intentará raptar a una joven de ascendencia egipcia que se parece a la princesa que amó en vida y que fue el motivo de su ejecución. "Después de esta cinta, que inventó a la momia como un personaje de terror porque los antecedentes literarios no fijaron el canon, la mayoría de las películas sobre este tema son poco destacables", continúa el guionista de cine sobre un filme que intentó repetir el esquema de otras películas de terror de éxito. Sin embargo, las pobres momias tienen un handicap a la hora de sembrar el terror en el patio de butacas, y es que, a diferencia de los zombis, carecen del efecto contagio, lo que da unas posibilidades a los guionistas que no se da en el caso de los muertos embalsamados que reviven. "En general siempre se ha repetido el mismo esquema de la momia y del amor más allá de la muerte, que por cierto es el mismo que también se repite en el Drácula de Coppola, por lo que argumentalmente es un personaje que prácticamente no ha evolucionado", señala sobre un monstruo que, en ocasiones, ha sido incluido maltratado en películas como Abbott y Costello contra la momia (1955), donde el pobre cadáver tiene que sufrir las gamberradas de la insufrible pareja de cómicos.

De todas las momias que el cine llevó posteriormente a la gran pantalla, Arturo Cid destaca los títulos de la productora británica Hammer, concreta mente la versión que dirigió Terence Fisher y que interpretó Cristopher Lee, que lo mismo valía para hincar el diente a cualquier doncella que para deambular con su 1,96 sembrando el terror interpretando a Kharis, un sacerdote del dios Karnak que fue sepultado vivo como castigo por intentar revivir a la princesa Ananka. Esta cinta, de 1959, retrata la época en la que los descubrimientos de reliquias egipcias se pusieron de moda, así como las supuestas maldiciones que se escondían de las mismas.

En cuanto al lado freak del monstruo, Paul Naschy fue el responsable de títulos como La venganza de la momia (1973), donde una pareja de exploradores descubre un sarcófago en el que se encuentra el cuerpo momificado de un tirano faraón de siglos atrás. Su nombre es Amhenhotep y tras los sacrificios realizados por un egiptólogo llamado Assad Bey, volverá a la vida en forma de una escalofriante momia con sed de venganza.

Sobre la saga The Mummy, Arturo Cid destaca que es a La Momia original lo que Piratas del Caribe a las novelas de Robert Louis Stevenson. "Es una patochada, cine de palomitas y con pretensiones, personalmente es una cinta que detesto", concluye a la espera de que se concrete el nuevo proyecto de Universal sobre este monstruo en el que ya está trabajando el guionista de Prometheus, Jon Spaihts.

"Volveremos a las raíces de una franquicia oscura, fuente de terror y al mismo tiempo realizada a una escala épica nunca vista anteriormente", dijo el escritor sobre un proyecto que debe salir de la cueva de producción en 2016. El tiempo dirá si está a la altura del clásico de Karloff o si es una criatura deforme.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios