El hombre invisible

Si difícil es colocar un disco de música electrónica entre los más citados del año, más aún lo es si practicas un estilo tan minimalista y machacón como el dubstep, la música del subsuelo londinense. Si además no concedes entrevistas ni fotos promocionales el asunto se acerca a lo paranormal. Nadie sabe a ciencia cierta quién se esconde tras el nombre de Burial (entierro). Su música es sombría y desolada; su sonido escalofriante, pero tiene la extraña virtud de despertar la ternura que nos provoca la bestia malherida cuando te atreves a mirarla de cerca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios