La placa en homenaje a Los Ramones, la más robada en Nueva York

  • Se han tenido que realizar cuatro copias desde que la señal fue instalada en 2003

La placa que hay en una plaza de Nueva York en memoria del cantante de los Ramones, Joey Ramone, ha tenido que instalarse a seis metros de altura para tratar de evitar que vuelva a desaparecer, ya que se ha convertido en la señal más robada de la ciudad, según The New York Post.

El diario neoyorquino detalla que la placa, en la que se puede leer "Joey Ramone Place" y que tiene la misma estética que las señales verdes que marcan los nombres de las calles de la ciudad en letras blancas, ha sido enganchada al poste de una esquina, a seis metros de altura.

La señal, situada en la intersección de las calles East Second y Bowery -junto al mítico CBGB en el que los Ramones empezaron a tocar-, se encuentra así más de dos metros y medio por encima de lo normal, lo que ha generado algunas protestas entre vecinos y fans, que no alcanzan a verla con claridad. En total, se han tenido que realizar cuatro copias desde que fue instalada en 2003, dos años después de que el cantante muriera a causa de un cáncer. "Quizá deberían encontrar una manera de atarla mejor", se quejaba en el diario neoyorquino el ex batería de la banda, Marky Ramone, quien recordó que la placa es uno de los últimos recuerdos que quedan para indicar que esa zona de la ciudad vio nacer el punk.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios