Es hora de experimentar

  • Más de cien cortos compiten en las secciones del certamen, que abre el viernes en el Isabel la Católica su edición más ambiciosa con una clara apuesta por las nuevas tendencias creativas

Como las setas de temporada, los festivales de cine han experimentado un boom en los últimos años: basta señalar que en España se celebran anualmente alrededor de 300. Pero otra cosa es que salgan adelante -más allá del apoyo del concejal de turno- y que tengan cierta repercusión cultural y social.

Tras quince años de existencia, el Festival Internacional de Jóvenes Realizadores de Granada se ha internacionalizado, ha enganchado a un público fiel y se ha convertido en todo un clásico. Pero esto no ha supuesto que el encuentro se acomode, tal y como lo corrobora el hecho de que su próxima edición, que tendrá lugar desde el próximo viernes día 11 al 20 de abril, se abra al cine experimental y apueste por el humor y la diversidad como temáticas por excelencia.

Se proyectarán 192 obras, elegidas de un total de 1.330 películas procedentes de 60 países. De ellas, 108 son cortos que participarán en las diferentes secciones. El director del certamen, Félix Gómez-Urda, destacó ayer en rueda de prensa el carácter novedoso del Certamen Experimental, en el que un jurado internacional reconocerá con el Premio José Val del Omar, dotado con 4.500 euros, al mejor de un total de diez cortos que condensarán en una sesión imprescindible las nuevas tendencias creativas.

Precisamente este año se cumple el 25 aniversario de los fallecimientos del director granadino y del genial Luis Buñuel, quien será homenajeado con el estreno nacional de la primera parte del documental sobre su vida -El último guión. Buñuel en la memoria- proyectado en la Berlinale el 13 de febrero.

Entre los trabajos presentes este año se encuentra Salvador, premio Goya 2008 al mejor corto de ficción, que fue elegido por el público granadino en las sesiones previas celebradas a finales de 2007 en el teatro Isabel la Católica, o El hombre feliz, Goya al mejor corto documental de este mismo año.

Limoncello, otra de las cintas a concurso, cuenta con la dirección de Borja Cobeaga, nominado al Oscar 2007 por Éramos pocos -cortometraje que fue proyectado en la pasada edición del festival- y de Luis Berdejo, que en estos momentos dirige su primer largo en Estados Unidos de la mano de Kevin Costner.

También se podrá visionar en el certamen la cinta Traumalogía, de Daniel Sánchez Arévalo (Azul oscuro casi negro), igualmente seleccionado gracias al voto popular granadino, o Alumbramiento, de Eduardo Chapero Jackson, premio al Mejor Cortometraje Europeo 2007. Junto a los cineastas españoles, el centenar de películas a concurso se completa con trabajos como el de los candidatos al Oscar Meme les pigeons vont au paradis e Il supplente y la inclasificable Shut Eye Hotel, último corto del maestro de la animación Bill Plympton.

Desde Japón, la muestra dará a conocer una obra de dos minutos llamada Around, que permitirá compartir las visiones delirantes y oscuras de un joven artista sobre el mundo. Por su parte, Cuisine ayudará a comprender las confusiones mágicas permitidas por el séptimo arte, algo que, a buen seguro, sorprenderá a más de un espectador por los efectos visuales desorientadores que creó su director.

Por otra parte, el Certamen de Animación se presenta también reñido, dada la calidad de los trabajos seleccionados. A las ya mencionadas bazas de Bill Plympton y la seleccionada a los Oscar Meme les pigeons vont au paradis, hay que añadir obras originales como el videoclip psicodélico Last night i fell for Jenny, del realizador español Tomás Bases.

Una concepción muy diferente es la del poético corto Cándido, de un artista portugués que cuenta con imágenes la despedida de una mujer en plena depresión. Un año más, regresa al festival el inglés Matthew Walter, uno de los pilares del cine de animación, para contar de forma sencilla el amor puro, sincero y lleno de ternura que nace entre un oso blanco de dos metros y un pingüino que apenas le llega a la rodilla.

En cuanto al Certamen Internacional de Acción Real, el público podrá disfrutar de una selección "diversa" y de "gran nivel artístico", según destacó el director de la muestra. Se mezclarán varios géneros, tal y como ocurre en la extravagante The Wednesdays, historia de dos ancianos irlandeses aburridos que 'rellenan' su vida de alegría de una forma particular. Los propios protagonistas lo comentan: "Los miércoles no hay nada que hacer, así que comemos éxtasis y la vida cambia''. Más que curioso.

Como viene siendo habitual cada año, el cine social tendrá un sitio particular en el festival. De esta forma, se podrá tener acceso a varios trabajos comprometidos, como el documental cubano Malegría, que presenta a un Manu Chao frente a la cámara, más sincero que nunca. Varias obras procedentes de Asia Oriental (Honk Kong, India, Corea del Sur…) ofrecerán una visión diferente y fresca, como el cortometraje Midnight lost and found, historia de amor poco corriente entre una prostituta y el hombre que le vende preservativos, o sea, el farmacéutico. Otra obra destacable es la producción china Upstairs que, en un registro más oscuro, presenta a un protagonista que sufre alucinaciones esquizofrénicas, lo que condiciona sus relaciones sociales.

Otra de las novedades a destacar en la muestra es que a partir de esta edición, creadores de Granada podrán competir en una sección específica cuyo objetivo es el de potenciar la joven cinematografía local, Pero no sólo el público joven podrá disfrutar de la amplia programación anual de películas que ofrece el festival, ya que también habrá sesiones para escolares granadinos, profesores y padres.

La Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Granada colaboran en la organización del certamen, que espera superar en su decimoquinta edición la cifra de 15.000 espectadores que alcanzó el pasado año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios