"Las ideas surgen de abrir bien los ojos en la calle"

  • El periodista de información cultural presenta su libro de relatos cortos

Un niño que levanta el mar es el reflejo de alguien que se asoma por la portada al interior de la historia, al interior de los relatos que recoge este libro: La vida a veces (Espasa). Así empezaría su crónica para RTVE si tuviera que hacerla el propio autor, Carlos del Amor, el periodista cultural más famoso de la televisión española actual que ayer presentó su obra en la Feria del Libro de Granada.

Sus piezas sobre festivales de cine, exposiciones o las últimas publicaciones de los más famosos escritores han creado una escuela, una forma de narrar en imágenes y palabras que ya en enseña en cursos para especialistas en la materia. Ahora, sin embargo, vuelve a fijar sus ojos en un detalle para contar una historia, pero en este caso ha optado por fijarse en las pequeñas anécdotas de los personajes anónimos porque, como él dice, "explicando muchas veces lo pequeño lograremos explicar lo grande".

Así, a través del formato del relato corto, el periodista nos cuenta 25 historias que parten de la anécdota con la que él a veces se encuentra "mientras prepara una pieza para los informativos de RTVE, de la lectura de un breve en un periódico o simplemente de abrir bien los ojos en la calle". A partir de ahí, el construye un cuento. "Me apetecía hacer un relato de ficción porque en el día a día del periodismo sólo puedes hacer un guiño y poco más", explica el escritor, que se estrena en el terreno de la narrativa por encargo. "Estando en Japón recibí dos encargos de dos editoriales. Pensé que era la falta de sueño, pero cuando llegué a España me decidí por una y he estado trabajando un año y medio en relatos breves, más fáciles para iniciarse", recuerda Del Amor, que todavía no se plantea un segundo libro porque es complicado sacar tiempo para escribir con los horarios interminables del periodismo y porque esta, que salió en enero, "está aún muy reciente".

Fruto de todos estos meses de trabajo han surgido estos cuentos que se alejan de "los grandes titulares" y la retórica "grandilocuente" del periodismo actual para contar con la sensibilidad y el humor que caracterizan a Del Amor una historia en la que el punto de mira no es el de la cámara informativa sino de la de un narrador-periodista curioso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios