La imaginería del Buen Pastor

  • El Palacio de los Condes de Gabia alberga hasta el 27 de febrero la muestra 'Meditaciones sobre un Infante: el Niño Jesús en el barroco granadino'

Aún reciente el recuerdo de la muestra Et in terra Pax, la Navidad en el Arte Granadino de la Edad Moderna (siglo XVI-XVIII), El Palacio de los Condes de Gabia se convierte una vez más en espacio expositivo para estas fechas con una nueva colección: Meditaciones sobre un infante, el niño Jesús en el Barroco granadino siglos XVII-XVIII.

La exposición, organizada por el área de Cultura de Diputación de Granada, presenta un total de 40 piezas de referencia en la imagineria religiosa granadina con sus firmas más representativas: Alonso Cano, José de Mora, Pedro de Mena o José Risueño entre otros18 artistas.

"Meditaciones sobre un infante no sigue un hilo argumental cronológico sino que trabaja más con los sentidos a través de las visiones bíblicas, de la devoción y el arte y cultura occidental", explicó ayer durante la prsentación de la muestra su comisario de la exposición Ceferino Navarro que instó al visitante "a sentir y meditar hasta donde uno quiera".

Como introducción a la muestra cuatro piezas aparecen frente al espectador. Se trata de obras de una belleza extraordinaria en la misma línea temática que el corpus general de la colección, pero hechas fuera de los talleres o estudios granadinos en localizaciones como Italia, Madrid o Sevilla.

Este apartado Extramuros exhibe esculturas como la Virgen con Niño dormido del pintor italiano Giovanni Battista Salvi, más conocido como Il Sassoferrato, la Virgen nazarena y la Virgen de leche de la escultora Luisa Roldán, 'La Roldana', y la Sagrada Familia del también imaginero sevillano Domingo Martínez.

La muestra se desarrolla en torno a tres bloques temáticos. La imagen de Cristo Infante protagoniza el primero de los espacios. El niño Jesús aparece bajo las directrices de los pasajes Evangélicos, Apócrifos y la leyendas de la España dorada del seiscientos.

En el segundo bloque, el Buen Pastor se representa acompañado de las figuras tradicionalmente sustentoras como San José , San Antonio de Padua o Santa Clara mientras que el tercero de los espacios es un capítulo especial sobre representaciones pictóricas de la Virgen con el Niño de la escuela barroca granadina.

El diputado provincial de Cultura, José Antonio González Alcalá, destacó que la exposición descubre al público las joyas ocultas de la ciudad y la provincia de Granada, que apenas son conocidas por la población, al tratarse de obras intimistas creadas para la oración de pequeños grupos cristianos, en conventos, monasterios y congregaciones".

Además y para reafirmar este último aspecto, González Alcalá detalló que "una gran parte de las obras expuestas son donaciones de familias adineradas de los siglos XVII y XVIII, encargadas a notables imagineros granadinos, que eran entregadas como dote para el ingreso de sus hijas novicias en los conventos".

Por su parte, el coordinador de Cultura de la Diputación, Joaquín Abras, resaltó que "en esta institución tenemos la convicción de que la Navidad es una causa de gran producción cultural en todas las artes: escultura, pintura, poesía y música, y por ello, tratamos de sacar a la luz cada año lo que nadie ha visto durante muchos siglos".

La exposición Meditaciones sobre un infante cuenta con la estrecha colaboración del Arzobispado de Granada, el Obispado de Guadix, el Archivo Museo Casa de los Pisa, la Fundación Rodríguez Acosta y un buen número de monasterios y conventos de la ciudad de Granada y su provincia.

La muestra puede visitarse hasta el próximo 27 de febrero de lunes a viernes de 18:00 a 21:00 horas, sábados de 11:00 a 14:00 horas y de 18:00 a 21:00 horas y domingos y festivos de 11:00 a 21:00 horas. La extensión del periodo de visita reside, según el diputado, en la intención de que el público universitario procedente de las facultades de Bellas Artes o Historia del Arte puedan disfrutar de la exposición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios