"La intimidad de Federico García Lorca sólo debe pertenecerle a él"

  • El literato recibe hoy en la casa natal del poeta en Fuente Vaqueros el Pozo de Plata durante los actos de celebración de 'El 5 a las 5', de la que él fue uno de los impulsores en los albores de la democracia

Fuente Vaqueros celebra hoy el 114º aniversario del nacimiento de su poeta más ilustre, Federico García Lorca, y lo hace entregando en su casa natal el Pozo de Plata al escritor granadino José García Ladrón de Guevara. Se da la circunstancia de que el escritor cumple años en el mismo día que García Lorca, el 5 de junio. Pero no es sólo ése el nexo de unión con el poeta: Ladrón de Guevara fue uno de los grandes promotores de la celebración de El 5 a las 5 en un histórico día en 1976. Otra cosa más los conecta a los dos: el padre de Ladrón de Guevara, Horacio García, fue fusilado por los franquistas en 1938. Su delito: ser republicano.

"Recibir el Pozo de Plata es algo que, a estas alturas,no esperaba, y tampoco creo que me lo merezca", dice el escritor. "Tal vez lo que sí hace es abrir la nostalgia de aquel 5 a las 5 de 1976, cuando dimos aquel grito de libertad en Fuente Vaqueros después de tantos años de dictadura. Recuerdo que había mucha solidaridad entre la gente de la cultura, gente que ahora está fragmentada, pero que entonces estaba muy unida. Fuimos 33 los granadinos que organizamos todo aquello. Entonces estaban representados todos los estamentos de la sociedad granadina. Fue una cosa amplia, global. Todos estábamos allí. Era el descubrimiento de la libertad pública, porque la libertad privada la llevábamos ejerciendo mucho tiempo en la clandestinidad. Recuerdo con mucha emoción a aquellos miles de personas rodeados por las fuerzas de orden público. Entre los cultivos se ocultaba la Guardia Civil, que también nos vigilaba desde los tejados con metralletas, como si aquella celebración que estábamos teniendo allí fuera el comienzo de la III República. Fue una protesta que tuvo la aquiescencia de todos los grupos políticos e ideológicos".

Aún recuerda José Ladrón de Guevara a muchos de los que pasaron por allí, como Blas de Otero, Aurora Bautista, Nuria Espert, Luis Goytisolo... "Lástima que muchos de ellos ya no estén con nosotros", dice ahora.

La figura de Lorca está amargamente unida a su propia historia. "Más que a mi historia, Lorca pertenece a mi prehistoria", comenta. "Todos los escritores y poetas de Granada tiene una referencia inmediata de Lorca, pero en mi caso es doble, porque mi padre murió en las mismas circunstancias que él, fusilado, asesinado. La única diferencia es que nosotros pudimos encontrar el cadáver de mi padre. Esa circunstancia me une mucho a su figura. Aunque a mí el Lorca que más me gusta es el Lorca vivo, no el Lorca asesinado. Me gusta el niño que jugaba por la calles y las alamedas de Fuente Vaqueros. Ahora hay una constante de aproximación a Lorca para investigar su vida privada, su intimidad, y eso no me gusta. La intimidad de Lorca le pertenece única y exclusivamente a él. Hay que fijarse en su obra, no en los amores de Lorca, que son de su propiedad, son suyos. No pienso que haya que meterse a investigar lo que hacía o no en su vida privada".

Ladrón de Guevara, uno de los fundadores del grupo poético Versos al Aire Libre, junto a Rafael Guillén, José Carlos Gallardo o Julio Alfredo Egea, en los años cincuenta, tenía 9 años cuando asesinaron a su padre. "Los asesinos fueron los franquistas. Le hicieron un juicio militar que era todo un esperpento, como está recogido en el libro El asesinato de Federico García Lorca y la represión en Granada, de Ian Gibson. Ahí viene la sentencia a pena de muerte de mi padre. Cuando la leyó Enrique Tierno Galván [Ladrón de Guevara perteneció en los años setenta al Partido Socialista que creó el viejo profesor y que luego se integró en el PSOE] dijo que aquello era una ignominia". Luego añade: "No fue sólo la muerte de mi padre. Es que nos quedamos en la miseria. A mi padre le confiscaron todo después de muerto, sus libros, sus cosas. A mi madre no le quedó ningún tipo de ayuda. Lo pasamos muy mal. Aquello me marcó. El que yo sea de izquierdas tiene mucho que ver con el fusilamiento de mi padre".

La entrega del Pozo de Plata a Ladrón de Guevara no será el único acto que se llevará hoy a cabo en Fuente Vaqueros. Después habrá actuación musical como cierre del homenaje a cargo de Rafael Liñán (voz y guitarra) y Miguel Medina (coreografía y recitado). A las 21.30 horas se inaugurará la exposición Gallo. Documentos recuperados. La colección de Enrique Mateos, que reúne textos inéditos recopilados por el que fuera amigo del poeta. El homenaje concluirá el el Paseo con un concierto de David de María.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios