El invierno árabe

  • Rachid Boudjedra, Nativel Preciado y Alejandro V. García participan en la mesa redonda 'De la Transición española a las primaveras árabes'

De la primavera árabe con el reinado del Facebook y jóvenes 'occidentalizados' tomando las calles a un "invierno árabe". Este es el retrato que hace el escritor argelino Rachid Boudjedra de un momento histórico que hizo que todo el mundo pusiera sus ojos en lugares como la Plaza de Tahrir y que, ahora, se ha desdibujado hasta unos límites impensables en el clima de euforia que se vivió entre 2010 y 2013. "No había una cultura democrática detrás de este movimiento", señala el intelectual, protagonista ayer junto a Nativel Preciado y Alejandro V. García de una mesa redonda bajo el título De la transición española a las primaveras árabes. Organizado por el Tres Festival, voces del Mediterráneo, el encuentro sirvió para desmitificar' un movimiento que, según Boudjedra, fracasó porque la juventud no tenía claro cuál era su objetivo y no estaba preparada para asumir el reto de llevar la democracia a estos países. "En el caso de España había una juventud que había luchado previamente contra la dictadura y que tenía ideología y una sólida base intelectual, todo lo contrario de los jóvenes de los países árabes", señala el escritor.

En este punto, Nativel Preciado enlaza la primavera árabe con el movimiento del 15-M, "que creó un efecto dominó gracias a la globalización". "Quizás su objetivo esencial era derrocar las dictaduras pero no tenían un proyecto para crear algo diferente", apostilla la periodista que actualmente colabora como analista en Los Desayunos de TVE. Sin embargo, Boudjedra insiste en que la falta de cultura democrática es el gran déficit de los países árabes, donde "sólo están el partido del poder y el partido islámico".

Boudjedra recuerda con grandes dosis de escepticismo como los jóvenes se lanzaron a la calle, conscientes de que Occidente tenía un ojo puesto en ellos a través de los cientos de periodistas que cubrieron las revueltas. "Después llegó el conflicto sirio, que está unido al desarrollo de las primaveras árabes", concluye el autor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios