'Ante todo, jóvenes': un sueño que se asoma a la realidad de 19 reclusos

  • Un cortometraje impulsado por el Instituto Andaluz de la Juventud y el Centro Penitenciario de Albolote refleja las preocupaciones y vivencias del colectivo

Los medios audiovisuales sirven como instrumento para el estudio de las actitudes de los jóvenes reclusos del Centro Penitenciario Provincial de Albolote. Ante todo jóvenes, un cortometraje de 40 minutos de duración, retrata las vivencias y preocupaciones de las generaciones más jóvenes que se encuentran en el centro. Se trata de una iniciativa pionera en España, fruto de un acuerdo entre el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) y la prisión granadina, que nace con el objetivo de conocer a los chavales por su "condición de jóvenes, sin filtros ni mediaciones", según destacó el coordinador del IAJ, Higinio Almagro.

El proyecto, con el que también se pretende facilitar la reinserción social de los jóvenes, da la palabra a sus protagonistas, 19 reclusos, cuatro mujeres y quince hombres que han participado en la elaboración del guión, la grabación y la edición del mismo con la colaboración de cuatro externas del centro. En el cortometraje hablan de sus realidades más próximas, de lo que supone para ellos el ocio y el tiempo libre, los valores, la familia, y todo lo que les preocupa en estos momentos.

El colectivo "desea que se les considere como jóvenes y no como una categoría específica de individuos reclusos privados de la libertad". Por esto, el nombre del cortometraje Ante todo, jóvenes es una expresión que han escogido porque representa "como realmente se perciben y desean que se le considere".

El cortometraje, que dura 40 minutos y ha contado con más de 285 horas de trabajo, se inició a mediados de 2006 y ha servido como marco para la elaboración de un estudio sobre la realidad de este colectivo y su identidad. El proyecto socio-educativo ha sido coordinado por Francisco Rodríguez Fernández, profesor de la Universidad de Jaén, manteniendo como fundamento básico el trato de los individuos, sujetos al estudio, como un "grupo de iguales" que "se expresan libremente sin ajustar sus discursos a lo políticamente correcto".

Después de analizar los resultados del estudio, que ha contado con un grupo compuesto por el 45 por ciento de los internos del módulo de menores y el 18 por ciento de menores que se encuentran en la institución penitenciaria, se han extraído datos sobre como se describen los jóvenes, cuáles son sus prioridades, el ocio y el tiempo libre, sus valores e inquietudes de futuro. La investigación ha concluido que se definen como personas dinámicas, alegres, positivas, ambiciosas, soñadoras y responsables, aunque también "prepotentes por querer llevar siempre la razón; trasgresores, por satisfacer su curiosidad; y amantes del juego sin profundizar en el riesgo".

Entre sus prioridades se encuentran conseguir un trabajo estable, lo que supone responsabilidad; madurez y competencia, aunque también conlleva obtener "dinero, éxito y poder", un objetivo que, a juicio del coordinador del IAJ, "cualquier joven intenta conseguir". La familia es también un aspecto importante en sus realidades, que implica un espacio de orgullo, felicidad y responsabilidad, mientras que la pareja se entiende como base de la estabilidad emocional, según sus testimonios, que también reproducen "los esquemas machistas".

Almagro añadió que la variable ocio y tiempo libre es considerada como un espacio para la exhibición de su condición de jóvenes, ya que hablan de la música, las fiestas, el sexo y la presencia del consumo de drogas, sobre las que también aseguran que "destruyen poco a poco sus vidas". En la categoría de valores, los protagonistas anteponen el amor porque dan sentido a sus vidas y estabilidad emocional, además de aplicar este valor a todos sus ámbitos, como la familia o los amigos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios