videojuegos | radiografía del panorama español y granadino

Ya no es un juego de niños

  • El mundo de los videojuegos facturó mas de 1.000 millones de euros en 2015

En las dos últimas décadas la industria de los videojuegos ha vivido un crecimiento constante, que la ha llevado a dejar de ser un pequeño nicho de entretenimiento para empezar a mirar cara a cara otras industrias consagradas como el cine y la música. En España, la facturación de videojuegos durante el año 2015 fue de algo más de 1.000 millones de euros, según los datos de la Asociación Española de Videojuegos, y además añade que la industria tiene una tasa de crecimiento del 3,6% anual, lo que hace ver que aún estamos lejos de alcanzar el límite de expansión.

Los videojuegos deportivos cuentan con una legión de seguidores en nuestro país, con dos sagas como FIFA y Pro Evolution Soccer dominando de manera constante las listas de los más vendidos. Pero si hay un género que acapara casi la totalidad de ventas anuales ese es el de juegos de disparos online (shooters). Call Of Duty: Black Ops 3, la última entrega de la popular saga de Infinity Ward, tuvo tal impacto de manera internacional que facturó más de 550 millones durante sus primeros tres días en los comercios y tiendas digitales. Juegos como Uncharted, The Last Of Us, Metal Gear Solid... cosechan éxito de ventas y críticas dentro de nuestras fronteras. Pero las ventas no es lo único que se ha multiplicado enormemente dentro de la industria.

Las propias producciones de videojuegos alcanzan cifras que llegan a superar a cualquier superproducción cinematográfica. Por ejemplo, el videojuego Grand Theft Auto V costó 265 millones de dólares, poco menos que Avatar, la película de James Cameron, que costó cerca 300 millones de dólares. Destiny, desarrollado por Activision, costó 380 millones de dólares y según la propia empresa, a los pocos días de su lanzamiento ya estaba generando beneficios.

La principal diferencia entre el cine y los videojuegos es que para que una película recaude lo invertido han de pasar muchos meses debido a la lenta distribución y al reparto de horas de exhibición en las salas de cine. En cambio, los videojuegos pueden venderse más fácilmente en las tiendas o por internet. Según la desarrolladora Rockstar, Grand Theft Auto V hizo una caja de más de 800 millones de dólares en las primeras 24 horas. La primera entrega de Call of Duty Black Ops, llegó a recaudar 350 millones de dólares el día de su lanzamiento. Costó algo menos de 30 millones de dólares y acabó recaudando a nivel internacional algo más de mil millones. Un negocio que dejó un retorno de más de 4.000% de inversión.

Una de las principales razones de este gran crecimiento ha sido la llegada de Internet y cómo los videojuegos han logrado encontrar nuevas vías de distribución a través del mercado digital. Las principales empresas de videojuegos, Nintendo, Microsoft y Sony, tienen tiendas oficiales en línea que permiten comprar y descargar un videojuego desde tu propia casa en cuestión de minutos. Esto ha permitido masificar las vías de distribución de los videojuegos y ha generado una competencia directa a las empresas de venta de videojuegos, que tienen que reinventarse constantemente para atraer compradores en formato físico. Además, compañías como Valve cuentan con su propia plataforma de venta, como por ejemplo Steam, con precios muy competitivos y atractivas para los usuarios.

La llegada de la distribución digital parecía que iba a acabar con el tradicional formato físico en los videojuegos, pero de momento está pudiendo sobrevivir gracias a que ofrece múltiples ventajas y recompensas a los usuarios. Este es el caso de Game España, la tienda de videojuegos referencia en nuestro país, que mantiene un buen volumen de ventas anuales debido, sobre todo, al afán coleccionista que existe entre los jugadores.

Mientras que por un lado existen usuarios que prefieren la comodidad y la velocidad de una compra digital, también existen coleccionistas que andan constantemente tras la búsqueda de ediciones especiales y exclusivas del formato físico. La fiebre es tal, que en plataformas de venta online como Ebay o Amazon se pagan cantidades desorbitadas por juegos de Super Nintendo bien conservados, alcanzando cifras que superan los 400 euros por unidad.

Por otra parte, el negocio de reserva de videojuegos en Game vive años de esplendor, como se pudo comprobar hace unas semanas con el videojuego Fire Emblem Fates. La edición especial de Fire Emblem Fates, exclusiva de tiendas Game, incluye las tres versiones del juego, un libro de arte y una bolsa para la consola 3DS con motivos del juego. Lo especial de esta edición hizo que miles de personas estuviesen frente a sus ordenadores esperando la apertura de reservas. Una vez abierta , en apenas un minuto se agotaron todas las unidades.

Además, Game colabora con Microsoft y cada jueves presenta ofertas exclusivas en consolas, videojuegos y accesorios de la compañía, que junto con las ofertas flash, de duración limitada, hace que cada semana se renueve la oferta para los jugadores que quieran hacerse con alguna ganga de última hora.

Frente a las exclusividades de Game, el resto de comercios y tiendas de videojuegos buscan sus propias armas para atraer compradores. La empresa de electrónica de consumo Media Markt lleva desde 1999 dinamitando el mercado con sus precios competitivos y sus grandes ofertas. Inició el hoy popular día sin IVA, que la comunidad aprovecha para hacerse con packs o accesorios a un precio muy reducido.También han importado a nuestro país el popular Black Friday, que con sus rebajas revoluciona el sector de manera considerable. Siguiendo con la política de reducir los precios, también ofrecen a los compradores la posibilidad de traer sus videojuegos viejos para beneficiarse de una reducción en los nuevos lanzamientos. Pero en España no solo se intenta innovar en el apartado de las ventas, sino que se está empezando a apostar por el mundo de las competiciones deportivas de videojuegos, o eSports.

Los electronic sports o eSports no solo son la vertiente competitiva de los videojuegos, sino una nueva manera de entender el deporte. Los eSports se han apropiado de los fundamentos de las competiciones deportivas tradicionales y las han adaptado al mundo digital. Equipos, torneos, fichajes, árbitros, comentaristas, entrenadores ... Han hecho de las competiciones de videojuegos una profesión muy rentable que atrae la atención de los más jóvenes.

Con esta nueva modalidad deportiva en mente, Media Markt ha dado un paso al frente y ha creado la Media Markt Challenge de la mano de la LVP (Liga de Videojuegos Profesional), cuyos ganadores podrán asistir a Gamergy, un evento celebrado en Madrid que reúne a los mejores jugadores de nuestro país. Pero no son los únicos, ya que la semana pasada la cadena de tiendas Game anunció la compra de SocialNAT, una de las ligas de videojuegos más populares de España, que ya ha organizado grandes eventos alrededor de videojuegos muy conocidos como FIFA o Call Of Duty.

El crecimiento parece no tener fin. Según datos de Game en España, el mercado ha crecido en un 8% a comienzos de 2016 respecto al mismo periodo del año pasado. Junto a la venta de consolas, videojuegos y periféricos, la llegada de la realidad virtual volverá a dinamitar el negocio. Las gafas de Sony, las PS VR, ya han agotado sus reservas en las principales tiendas a casi medio año de su lanzamiento oficial. Por otra parte, en 2016 se anunciará oficialmente el lanzamiento de la nueva consola de Nintendo, y GameStop, una cadena de videojuegos muy importante y que en España fue adquirida por la cadena Game, ha afirmado que espera varias consolas nuevas de forma inminente, lo que volverá a disparar la de hardware.

La industria que parecía morir en 1983 con la desaparición de Atari y el cierre de numerosas empresas norteamericanas, no solamente ha renacido de sus cenizas. Ha crecido de tal forma que en pocos años dominará con bastante claridad el mercado audiovisual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios